La ciudad está cubierta de tinieblas. La poca comida que se puede conseguir no es suficiente para una buena alimentación. Las fuentes de energía eléctrica funcionan a regañadientes, al punto de ser nulos. Los edificios ya fueron saqueados en el principio de la catástrofe, no hay suministros de ningún tipo. Matas o mueres, en la ley ya no existe, tan solo la supervivencia. Algunas personas tratan de generar sus propios alimentos, pero la tierra es poco fértil y los animales que siguen con vida no son aptos para el consumo debido a la contaminación que sufrieron.



Conectarse

Recuperar mi contraseña

Admin Fundador
PerfilMP
Admin
PerfilMP
Admin
PerfilMP
¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 35 el Vie Ago 15, 2014 2:44 am.









Últimos temas
» Howling in The Night [Confirmación Élite]
Miér Mar 23, 2016 6:42 pm por Invitado

» Crónicas de Amarantia || Élite {Foro Nuevo}
Jue Ene 14, 2016 8:30 pm por Invitado

» Afiliacion Elite
Vie Dic 11, 2015 9:51 pm por Invitado

» Mundo Subterráneo {Caída de Botón}
Sáb Nov 07, 2015 3:20 pm por Invitado

» Enjoy the Silence 4.0 {Normal}
Dom Oct 25, 2015 9:45 am por Invitado

» ¿Dónde están todos? {Libre}
Mar Oct 13, 2015 11:49 am por Catalina Diaz

» Angel's Share - ELITE
Sáb Oct 10, 2015 12:00 am por Invitado

» Recuérdenos (Cyrielle)
Miér Oct 07, 2015 1:50 am por Luciano Jaume

» Sweet London [Confirmación Élite]
Lun Oct 05, 2015 8:17 pm por Invitado






COPYRIGHT
El foro de rol Remember Me consta de una trama original, la cual pertenece a Luciano JaumeTanto imágenes como códigos fueron editados por Aitana C. Navarro para uso exclusivo de Remeber me.
Sin fines de lucro y de uso personal.
Dicho trabajo está protegido bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Cualquier copia o intento de copia será denunciado.
No copies, sé original.


Se agradece a la siguientes webs:
Tumblr.com
Google.com
Minus.com
Deviantart.com


Primer encuentro (Martina y Catalina)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Primer encuentro (Martina y Catalina)

Mensaje por Roman Herrera el Vie Mayo 24, 2013 10:37 pm


Luego de que mi querido Matt volviera con las respuestas de mis nuevas "socias" decidí ir a investigar que lugar seria mejor para reunirnos. Claro! Yo no tenia problema en invitarlas a mi humilde morada, pero de seguro ellas podrían desconfiar de tanta amabilidad así que preferí ir en busca de una nueva "oficina" en donde poder hacer mis negocios.

Salí a las afueras, como bien lo había dicho a mis seguidores, solo utilizando los techos. Me encontré con muchos de ellos, que se habían despertado temprano y estaban construyendo mas puentes, para poder ir de terraza en terraza. Otros las estaban rellenando con tierra que habíamos encontrado en bolsas en el sótano del teatro, al parecer eran para la mantension de los jardines internos. Así poder iniciar nuestras nuevas huertas, y no tener que preocuparnos por la comida, la idea podía fallar pero un poco de esperanza no les venia mal, con respecto a armar una nueva civilización aérea aunque sea por ahora.

Los salude a cada uno de ellos, y con el mapa que llevaba en mi bolsillo, una soga y un cuchillo, salí a buscar un lugar en donde poder conversar con tranquilidad. Aquella ciudad aunque ahora destrozada tenia un encanto muy particular, era bellisima, parecía un "pequeño Nueva York". Esa frase retumbo en mi cabeza, me di cuenta que si quería charlar, que mejor lugar que un bar, o un café.

Así fue como me impuse la idea de buscar este tipo de lugar, a la altura de mi nueva civilización, yendo de terraza en terraza como podía, a los saltos, tirando la soga que en la punta tenia una plomada y así enganchándola para poder escalar. Era divertido pensar que eso que ahora era lo único que nos salvaba de los asquerosos impuros, hacia solo un tiempo atrás era ilegal, y yo pasaría de ser un visionario a un convicto.

Seguí mi arduo viaje, pasado lo que creo habría sido un largo rato, en una de todas mis cruzadas, resbale en un balcón tratando de hacer pie, para subir a la terraza y caigo de aquel altísimo edificio. Ésto me hizo dar cuenta de que debía descansar y eso mismo hice, no podía seguir caminando y trepando sin rumbo, tenia que encontrar un lugar. Mire a mi alrededor, el teatro se veía lejano, como a unas veinte cuadras o mas. Fue allí, como si una roca me hubiese golpeado la cabeza, que un pensamiento me arrimo a pronunciar -"Eureca!".

Recordé que había un bar muy conocido y caro, en uno de los hoteles de aquella zona, este bar quedaba en el ultimo piso y era reconocido por la belleza de la vista a su altura. Unas diez cuadras mas de allí, lo encontré, el lugar estaba menos dañado de lo que yo hubiese imaginado.

Ingrese por el balcón del frente, lo que antes era un pequeño jardín al aire libre ahora recubría casi todo el frente, una extensa pared formada por ventanas balcón, que comunicaban con el interior del bar, allí una larga barra de madera, sobre ella a un costado una radio. El lugar estaba tapiado desde adentro, yo podía ver la madera martillada a la pared, las mesas apiladas. Lo extraño es que no pude encontrar ningún cadáver, ni nada parecido.

El lugar era perfecto, colgué en una de las antenas que había en el techo, un pañuelo rojo que llevaba conmigo, para poder identificar el lugar. Volví al teatro, llegue bastante rápido, no mas de una hora incluyendo los descansos. Busque a un seguidor, y le encomendé llevara las cartas a sus respectivas destinatarias. Matt me miro, lo recuerdo vi sus ojos clavarse en mi en el reflejo de los amplios ventanales. Aquella mujer había sido encomendada a semejante tarea, porque el niño me había informado era una impura. Llegaría la carta, pero ella no volvería jamas.

Es gracioso como se puede jugar con estos "fieles" de pronto les dices: -"El diablo se esta haciendo poseedor de tu cuerpo, puedo verlo en tus ojos, seguro estoy de que has estado en contacto con un mutante, ahora ya no eres pura. [Gritan, se tiran al piso, lloran, piden misericordia. Y justo en ese punto te haces el bondadoso y prosigues] Esta bien, puedo salvarte, pero debes hacer esto primero, lleva estas cartas, este camino te servirá de reflexión como a Jesús el caminar cuarenta días y cuarenta noches en el desierto. El diablo es débil a la reflexión, reflexiona hija, reflexiona mucho. Y cuando vuelvas serás salvada"

Y así fue, cite a ambas mujeres, a las cuatro de la tarde del día siguiente. Esa noche preferí dormir en aquel lugar no se por que pero sentía que si me familiarizaba un poco, podría sentirme mas fuerte a la hora de charlar.
Me lleve las únicas pilas que me quedaban, para poder encender la radio, pero no funcionaban, me faltaba una. Para mi suerte la radio era a cuerda, un injerto interesante que parece le habría echo algún creativo que habría ocupado mi lugar allí, alguna vez.

Se hacia de día, y pronto se podía escuchar una hermosa música clásica que provenía de la radio, mas cuerda le daba y mas duraba mi agrado al escuchar aquellas maravillosas notas. Sonreí, me senté en uno de los taburetes como esperando a que el cantinero me atienda, y cerré los ojos como si así pudiese degustar mejor la música.

Escuche un ruido detras de mi, sonrei mas aun, mi primer invitada había llegado.


avatar
Roman Herrera
Ermitaño
Ermitaño

Mensajes : 91
Fecha de inscripción : 25/02/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Primer encuentro (Martina y Catalina)

Mensaje por Catalina Diaz el Lun Mayo 27, 2013 2:00 pm

Las noticias de parte de Román no se hicieron esperar, leyó la invitación y la dirección del sitio de encuentro. Conocía la ruta para llegar hasta ahí, recordaba el par de negocios que cerro en ese lugar y los buenos recuerdos que tenia de este. Preparo una reunión express con la gente de confianza, entrego instrucciones para las rondas y el reparto de víveres programado para el día. Hizo que se retiraran todos y llamo a dos de sus guardaespaldas, para indicarles que saldrían a una visita a terreno y que necesitaba que fuesen lo suficientemente armados para cualquier eventualidad. Los hombres asintieron con su cabeza y se retiraron a equiparse como debían. Ella hizo lo mismo y se equipo con un par de cuchillos y su escopeta en su funda para ponerla en su espalda, para luego ponerse una chaqueta de cuero que no dejaba a la vista su arma.

En el trayecto no hubo mayores inconvenientes, un par de sustos por unos mutantes pequeños que fueron reducidos en segundos. Llegaron frente al edificio y entraron al lugar, Catalina le indico a uno de sus guardaespaldas que registrara el sitio y se quedara en la planta baja ante cualquier inconveniente, el otro debía acompañarla hasta el ultimo piso y quedarse fuera de donde entraría. Luego de subir los pisos llegaron al fin al sitio indicado, el guardaespaldas abrió la puerta y dejo entrar a su jefa, para esperar fuera de la puerta por si sucedía algo. Catalina registro el lugar con la mirada, recordando como era el sitio anteriormente y suspiro ante la escena.

- Buen día estimado Román - Sonrió y se sentó a un costado del hombre - ¿No te molesta que te tutee verdad? - Lo miro de reojo escuchando el sonido proveniente de la radio.







avatar
Catalina Diaz
Traidor
Traidor

Mensajes : 97
Fecha de inscripción : 12/02/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Primer encuentro (Martina y Catalina)

Mensaje por Martina Rocca el Lun Mayo 27, 2013 4:17 pm

No pasó mucho tiempo desde la carta proponiendo aquella alianza, a que llegara otra con la dirección en la que se llevaría a cabo la reunión con aquel sujeto llamado Román. Sabía muy bien que era peligroso ir sola, y hasta ahora debía tener bien en claro que su posición en la empresa debía llevar una responsabilidad mucho mayor que sólo ser una científica prodigio más en Alquimia.

Sostuvo una breve reunión con los que consideraba de su "confianza", para poder analizar de manera más profunda aquella propuesta. Si bien no estaba realmente convencida aún de aceptar completamente la idea, era una buena oportunidad para encontrar buenos sujetos de prueba para continuar con los experimentos. Si bien, las muestras que de a poco se iban recolectando entre los que salían a buscar eran buenas, realmente necesitaba tener individuos vivos para seguir su investigación de manera más clara.

Consiguió lidiar con algunos problemas, antes de decidirse a cambiar su vestimenta por algo más abrigado y seguro. El equipo de seguridad le había propuesto usar un chaleco antibala, algo lógico dentro de todo. Se vistió de manera sencilla, pantalones y una camisa de manga corta junto con un abrigo de color verde claro y botines. Guardó su daga en uno de sus botines, algo que había visto que hacía la chica esa de seguridad llamada Mia y otros sujetos, le parecía un lugar adecuado después de todo era lógico si se avecinaba el peligro. También se llevó su moral, y su notebook, algo esencial en su vida después de todo. Dos agentes de seguridad la acompañarían en aquella travesía, había enlistado a los más competentes pues después de todo merecía tener lo mejor que podía tener la empresa para cuidar a su nuevo líder.

Se encaminaron al lugar, teniendo como escolta a 2 hombres más que los seguirían más atrás para cualquier inconveniente. Sabían que la situación era peligrosa, por lo cual era de mayor cuidado proteger a Martina. Pero no hubo mayores inconvenientes, llegaron unos minutos antes de las 4 de la tarde, 2 hombres quedaron afuera vigilando el perímetro y dos entraron con ella. Subieron hasta el piso indicado, encontrando a un sujeto custodiando la puerta, sus hombres reaccionaron pero ella calmadamente le habló al sujeto quien le señaló que su jefa estaba dentro. Se mordió el labio y dejó a los hombres allí, apostados también en la puerta mientras ella entraba.

Observó el lugar con atención, seguramente aquello había sido un bar hacía algún tiempo atrás, no estaba tan maltratado. Divisó la figura de una mujer, se puso en alerta mientras percibía la música clásica que provenía de algún aparato, que logró ver después de dar unos cuantos pasos al interior.

- Buenas tardes... no había pensando en una tercera persona en esta reunión, que torpe he sido ¿no? - Comenta la niña con tono socarrón, mientras se acerca a ellos y se sienta para mirarlos sonriente. - Disculpen la tardanza... siempre trato de llegar de forma puntual a cualquier reunión... - Agregó sonriendo de nuevo, poniendo las manos sobre la mesa.


avatar
Martina Rocca
Cientifico
Cientifico

Mensajes : 331
Fecha de inscripción : 22/11/2012
Localización : Buenos Aires

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Primer encuentro (Martina y Catalina)

Mensaje por Roman Herrera el Miér Mayo 29, 2013 11:02 pm

Ja! La forma en la que me trataba Catalina me alegraba un poco el día, me agradaba mucho que tuviese ese sentido del humor. "-Para nada, pero por favor, dime como mas gustes" Le dije, respondiendo a su pregunta, sonriéndole y guiñándole un ojo.

No mucho después de aquella situación llegó Martina, simpática aunque un poco sarcástica su actitud en general mas allá de sus palabras. Difícil se me hacia poder divisar la diferencia de estatura entre la barra y ella, de pronto parecían iguales y a veces la barra parecía mas alta. Reía mucho por dentro, pero por fuera me mostraba como todo un caballero.

Luego de que se sentase, decidí pasar al otro lado de la barra, para poder verlas de frente, mientras buscaba por debajo de la barra alguna botella con alcohol les decía: -"Me tomé la molestia de preparar termos con algunas cosas para beber y un taper con algunos bocadillos, así poder lograr que esta reunión sea mas agradable para todos. Pero me preocupa desconfíen de mi, por tanto buscare algo por aquí abajo, y si no encuentro nada prosigo a ofrecerles algo de mi mochila."

Levante la vista y ellas dos seguían allí, les sonreí y proseguí eufórico de felicidad. "Al fin! Un whisky finamente destilado en Manturhia. Conoce Manthuria señorita Rocca?. Catalina no se me ofenda, no es que no me importe saber de usted, pero creo que necesitamos romper el hielo con alguien. Ya que... vamos! contigo ya nos estamos tuteando."

La niña parecía tensa, y eso no era de mi agrado, en verdad quería conformar una buena alianza entre los tres y no podía permitir que hubiese desconfianza, o mejor dicho, no podía permitir que se siga fomentando. Así, busque mi bolso, de él saque cuatro termos, vasos, y un taper. Pase junto a la radio, volví a darle cuerda, ya que la música comenzaba a escucharse mas bajita.

Mire a las dos muchachas y les dije: "¿Gustan alguna de estas cinco cosas? Tenemos té, leche con chocolate, café, y café con leche. Además de nuestro inesperado nuevo integrante, el whisky." Sonreí y mire a las dos a los ojos, di una risotada simpática.

Luego agregué: "-Veo que todos vinimos protegidos. Ustedes con guardaespaldas, yo con Dios. Me llevan ventaja. Ja! Bueno ya comenzamos a parecernos. ¿Que opinan señoritas? Me encantaría saber mas sobre ustedes"
avatar
Roman Herrera
Ermitaño
Ermitaño

Mensajes : 91
Fecha de inscripción : 25/02/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Primer encuentro (Martina y Catalina)

Mensaje por Catalina Diaz el Vie Mayo 31, 2013 11:49 am

El tipo se notaba tenia carisma y quizás por lo mismo sus seguidores se creían todo el cuento que el les inventaba "un gran poder de convencimiento el que debe tener", pensó para si misma, sonrió ante el comentario y el guiño que le siguió, dejando escapar una mirada coqueta de su parte. Sintió unos pasos provenientes de la entrada, pero no se giro para ver quien era, quizás era otro invitado.

Miro de reojo a la muchachita que se instalaba a su lado, por su semblante debía ser una especie de cerebrito o algo así, ademas se notaba tensa y con ganas de salir rápido de la reunión. Puso los codos sobre la barra y comenzó a frotar sus manos, despreocupada de la situación incomoda en la que encontraba que siempre sucedía cuando se tratasen de negocios. Miro curiosa al hombre tras la barra buscando algo y puso cara de sorpresa cuando saco un whisky en buen estado, parecía muy raro haber encontrado uno en tan buenas condiciones, sus dudas empezaron a flotar en el aire y no quería sufrir alguna de sus crisis de paranoia en ese lugar.

- Beberé lo que tu bebas - Guñandole un ojo al hombre, tenia que asegurarse que este no estuviese planeando nada extraño y que mejor forma de hacerlo beber lo mismo - Todos necesitamos protegernos de alguna forma - Respondió ante el comentario de sus guardaespaldas - ¿Qué quieres saber? - Sonrió y miro de reojo a la muchacha a su lado - Bueno mi nombre es Catalina Diaz, claro eso ya lo sabes tu - Miro al hombre - Líder de los Desertores y una mujer de negocios.


avatar
Catalina Diaz
Traidor
Traidor

Mensajes : 97
Fecha de inscripción : 12/02/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Primer encuentro (Martina y Catalina)

Mensaje por Martina Rocca el Dom Jun 02, 2013 12:12 am

Luego de sentarse, se acomodó bien en la silla notando como el sujeto cambiaba de lugar para estar frente a ellas. Si bien ella era bastante precavida, sentía que aquella reunión era algo más que sólo una oportunidad para conocer a aquellas personas que estaban en la habitación. Algo le decía, que quizás conocer a estos individuos le traería cierto beneficio más adelante.

Alzó una ceja curiosa cuando el sujeto habló, parecía querer ser simpático, y le resultaba más bien carismático. Tal vez era esa postura la que le daba frutos para ser el líder de aquellos seguidores fieles a la "religión". Al menos intentaba que le tuvieran confianza, eso le daba algunos puntos extras, pero seguía sin confiar del todo en aquello.

Lo observó buscar en la barra, y sonrió curiosa al ver después que estaba tan feliz de encontrar la botella de Whisky. Lo escuchó después asintiendo y recordando algunos datos sobre aquella región.

- La conozco, bueno de nombre en realidad...es una región bastante renombrada por las guerras y batallas que pasaron allí para ser parte finalmente de China aunque Mongolia y Rusia se quedaron con un pedazo, el que perdió fue Japón que no obtuvo nada... Pero es raro que un Whisky, añejo me imagino, de aquella zona esté aqui... bueno es obvio, era un bar... - Se encoge de hombros mirando el lugar, quizás era un local de renombre y tenia alguna especialidad en destilados.

Alzó una ceja con el comentario que le dedicaba a la mujer a su lado, quizás era porque ambos eran adultos el que podían tutearse de aquella forma tan natural. Para ella era difícil hacer eso, su edad era un impedimento muchas veces para llegar a ser respetada por los adultos. Aunque en la empresa no era nada extraño verla hablar de manera más "igualitaria" con las personas a cargo.

Los observó a ambos curiosa, en realidad se preguntaba cuando iban a ir al grano en aquel asunto y de esa manera podría atender más cosas en la empresa y en su propio laboratorio. El tiempo era algo precioso que se podía gastar en mejores investigaciones o experimentos que estar hablando como si fueran a ser amigos por siempre. Vio como Román sacaba las cosas que había mencionado anteriormente y sonrió un poco, quizás las bebidas y bocadillos eran de un tipo diferente al que podían comer en la cafetería de la empresa, eso le haría feliz un poco, aunque no del todo. El sonido de la música comenzó a estar más alto debido a que Román le daba cuerda a la radio, algo interesante, un mecánico o algún conocedor de mecánica debió haber modificado aquel aparato para que siguiera funcionado.

Luego escuchó de nuevo al anfitriónd e la reunión mencionar las bebidas que podía ofrecer, sin pensarlo y debido a su afición por las cosas ducles respondió bastante rápido a las opciones que se les estaban dando.

- ¡Leche con chocolate! - Dijo casi llegando a gritar un poco, es que hacía tiempo no podía beber eso y su edad la llevaba a ser en algunas ocasiones algo "impulsiva". Carraspeó la garganta y se sentó nuevamente derecha en la silla, algo apenada por su comportamiento, aunque todavía lucía algo emocionada. - Lo siento... - Agregó para no ser irrespetuosa.

Se acomodó en la silla, tomándose las manos. Había notado también que la mujer estaba algo nerviosa, en realidad era normal, a fin de cuentas una reunión en un lugar diferente al cual estaban acostumbrados y sintiéndose seguros de que nada iba a pasarles. Oyó el comentario de Román,y no pudo evitar alzar una ceja en cuanto mencionó lo de Dios. Es que aquel asunto a ella no le agradaba, le hacía recordar a su madre. Parpadeó rápido, luego escuchando a la mujer. La observó con interés, aunque sabía de quién se trataba nunca la había visto en persona. Thomas había hecho tratos con ella, y quizás era bueno mantener una relación de "amistad" pues le era favorable. Mantener a los enemigos cerca y bien vigilados era algo inteligente, a pesar de lo peligroso que podía ser.

- Como dijo la Sra. Catalina... siempre es mejor prevenir que curar... - Respondió respecto a la seguridad que ambas había llevado. - Por cierto, discúlpeme usted Sra. Catalina, soy Martina Rocca... - Dijo estirando la mano de forma segura hacia la mujer, para saludarle como se debía a una persona mayor, con respeto. - Nueva Líder de Alquimia S.A., siguiendo el legado que dejó nuestro querido Thomas, y por supuesto una niña llena de curiosidad... - Agregó de manera algo amable pero sin dejar de hacer notar su seguridad respecto a su posición. Si era pequeña, pero nunca tonta. - Puede preguntar lo que quiera Sr. Roman, aunque he de dejar en claro que me reservo el derecho de responder o no... - Señaló Martina, con cierta arrogancia, aunque sonaba más bien neutral, no quería tampoco molestar a sus "nuevos amigos" pero debía marcar el límite entre ellos y su privacidad.


avatar
Martina Rocca
Cientifico
Cientifico

Mensajes : 331
Fecha de inscripción : 22/11/2012
Localización : Buenos Aires

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Primer encuentro (Martina y Catalina)

Mensaje por Roman Herrera el Sáb Jun 08, 2013 11:49 pm

Con una interesante sonrisa en mi rostro, y muy curioso por lo que mis invitadas decían, alcé mi mirada hacia las ventanas balcón que daban al exterior, fue ahí cuando pude notar, que ya estaba comenzando la mitad de la tarde.

No quería ser mal educado, pero había caído en la cuenta de que ya era demasiado tarde, estaba bien no incomodar a mis invitadas con una reunión por demás seria, pero este tema de la amabilidad ya se estaba yendo de las manos a los tres, aunque fuese algo muy agradable el poder mantener un tan cordial trato.

-Bueno señoritas, debo pedirles disculpas por mi parte, ya que debo repuntar el motivo de la reunión. Aclaro no es porque me este aburriendo ni nada similar, por el contrario, es cada vez mas un gusto poder mantener este agradable ambiente. Pero miren ustedes mismas [Apunte mi brazo entre ellas, señalando con la palma extendida hacia la ventana] ya es muy tarde, necesitamos conversar sobre temas mas "serios" por decirlo de alguna manera.

Habíamos llegado a un punto de comodidad, que sentía la necesidad de pedirle disculpas a Martina, me había confundido con ella al pensar mal de su postura. Debía entender que en un mundo como el de hoy y con su edad debía ser difícil encontrar un equilibrio para estar bien parado y no dejar que te destrocen en pedazos. Ademas notaba que su empresa era muy importante para ella y eso era por demás respetable. Por efecto de este pensamiento mirándola a los ojos le dije: -Puedes tutearme si quieres tu también. Comprendo que tienes un gran intelecto y no es tu edad física la que te hace quien eres. Si no tu edad interior.

Catalina, no solo me caía simpática por sus palabras, debo admitir que parte de la conversación la seguí del otro lado de la barra, sólo para disimular la excitación que me había generado ver sus piernas, su pecho, su sonrisa, y todas aquellas imágenes que se me habían venido a la cabeza. Si no estuviese la niña, podría asegurar, que me hubiese abalanzado sobre Catalina y le hubiese enseñado lo que puede hacer un hombre que hace mas de un año, esta rodeado, de pobres idiotas creyentes de un Dios inexistente, y que tienen miedo hasta de masturbarse por pensar que serán castigados.

Miré a las dos, con una sonrisa y proseguí entonces: -Mi idea es poder llegar a un acuerdo para saquear la denominada Zona segura. Allí hay alimentos, comida, casas limpias, y gente. Podríamos [Saqué de mi bolsillo un mapa y lo desplegué sobre la barra] tratar de hacer un plano exacto de como sería este lugar por dentro, yo por lo pronto he podido conseguir solo su localización, y por suerte teniendo un arquitecto dentro de mi grupo hemos podido hacer que dibuje este plano.

Me aleje un poco, necesitaba un veredicto pronto. -Creo que estarán de acuerdo en lo siguiente. Martina, ¿tu necesitas personas para experimentar? de ser así, te las quedas. Catalina, tu te puedes quedar con la Zona segura, ya que es un lugar mas espacioso que tu actual casa. Yo me quedaré con las provisiones, pero les aseguro que serán utilizadas para generar mas, y así ustedes siempre dispondrán de un porcentaje de las mismas.

Hice una pausa, alcé mi vista, les sonreí y con un tono de voz, lo mas provocativo posible pregunte: -¿Es un trato?
avatar
Roman Herrera
Ermitaño
Ermitaño

Mensajes : 91
Fecha de inscripción : 25/02/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Primer encuentro (Martina y Catalina)

Mensaje por Catalina Diaz el Lun Jun 10, 2013 1:38 pm

Miraba de reojo a la muchacha que primero mostraba sus conocimientos sobre el licor encontrado y luego emocionada por escuchar el ofrecimiento de la leche con chocolate, una sonrisa algo maliciosa se formo en sus labios por la especie de "inocencia" que mostraba la niña cerebrito sentada a su lado.

Escucho atenta la presentación de la otra invitada y quedo algo sorprendida ante el titulo que esta poseía Nueva Líder de Alquimia, era interesante que una muchacha a su edad ahora estuviese encargada de una empresa tan importante a esta altura del partido. Se giro para quedar mirar frente a frente a la muchachita, acomodo un codo en la barra y con la mano sostuvo su cabeza observándola con una sonrisa indiferente. Se notaba la arrogancia fluir en el poco de palabras que dejo escapar, le gusto la actitud que tenia, segura y con un dejo de orgullo por su trabajo. Quizás algún día podrían llevarse bien o formar alguna especie de negocio que podría beneficiar a ambas.

Giro su cabeza para escuchar a Román y seguir la dirección que les indicaba, ya se estaba haciendo tarde y debían concluir con la reunión pronto. Luego les entrego la propuesta por la cual se encontraban reunidos, bastante interesante a decir verdad, pero había que tener cautela. Siguió con la mirada los movimientos del hombre y observo el mapa que saco de su bolsillo, era uno parecido al que tenia ella del territorio de la ciudad y del lugar donde ahora e encontraba la Zona Segura.

Paso su dedo indice por el plano siguiendo los detalles puestos ahí - Que gran trabajo, pero aun faltan detalles - Luego fijo sus ojos en el hombre al escuchar que podría quedarse con la Zona Segura, un poco sorprendida y un poco dudosa por tal oferta, era mucho riesgo para luego obtener un lugar que quizás no pudiese asegurar bien ni obtener los recursos necesarios para mantener de buena forma el negocio - Debo pensarlo, aunque la oferta me parece bastante atractiva, ¿cuál es la trampa de todo esto?, aparte del trato con las provisiones claro - Cruzo los brazos aun con una sonrisa indiferente en el rostro, no quería reflejar sus dudas en el rostro ante dos extraños, los negocios eran negocios y nada mas - Los negocios siempre vienen con una letra chica que termina por arruinar los planes de todos, especialmente en este tipo de tratos - Miro a la muchacha a su lado, tratando de adivinar su respuesta - Créeme tengo experiencia en esto - Miro a Román nuevamente y ladeo su cabeza - Y como digo debo pensarlo, primero debo sacar cuentas y luego podre entregarte una respuesta clara - Realmente no tenia que sacar cuentas sabia muy bien lo que necesitaba, mintió para tratar de analizar la situación y su posible respuesta, que quizás podría cambiar mas adelante, Todo viene con un precio pensó para si misma.


avatar
Catalina Diaz
Traidor
Traidor

Mensajes : 97
Fecha de inscripción : 12/02/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Primer encuentro (Martina y Catalina)

Mensaje por Martina Rocca el Jue Jun 13, 2013 11:21 pm

Ciertamente los adultos tenían una forma particular de cambiar de tema, pudo notarlo cuando Roman mencionaba lo de la llegada de la tarde, que significaba nada menos que la oscuridad peligrosa que cubría la ciudad poco a poco, algo rápido para su gusto. 

Gira la cabeza cuando indica las ventanas del lugar, obviamente la oscuridad se acercaba y eso era peligroso. Más si no estaban en lugares seguros a contar de cierta hora, pues los mutantes e infectados actuaban con más libertad. 

Asintió algo seria, no era para nada divertido salir sin las medidas necesarias al exterior. Y las pocas veces que había salido siempre algo malo pasaba, esperaba que en esta oportunidad no sucediera nada. 

El comentario que le siguió a la indicación de que llegaba la oscuridad, le hizo sonreír algo divertida. 

- No se preocupe Sr. Román, me es más cómodo hablarle de esta forma, no acostumbro a hablar tan relajada cuando no conozco demasiado a las personas... es más natura para mí. - Dijo sonriendo, y es que ella no necesitaba hablar de manera social, estaban allí por negocios y lo demás no le interesaba.

Pudo notar un extraño pero familiar brillo en los ojos de Román, creía haber visto aquello al ver a Thomas junto a ese hombre, que volvió a la empresa para asegurarse de que su jefe estaba muerto. Rodó los ojos sin darle importancia, no entendía aquellas cosas así que no le interesaba saberlo. 

Luego se acomodó de nuevo en la silla, escuchando lo que decía, su propuesta sobre el saqueo de la Zona segura sonaba interesante. Aunque pudo notar que habían ciertos detalles que quizás tendrían que revisar en forma más profunda. Frunció los labios, pensativa. Observó el mapa que el sujeto desplegaba en la mesa de la barra, tratando de memorizar lo que veía. 

Alzó la cabeza después, tratando de analizar con rapidez la idea expuesta. Alzó una ceja cuando mencionó lo de necesitar personas, era verdad pero quedarse con las provisiones tampoco era algo que le agradase totalmente. Hizo una mueca con la boca, no había hablad nada más y es que intentaba que su cerebro pudiese darle una buena señal de que aquel plan era una buena idea. 

Más tarde la mujer respondía, con el mismo tono dudoso que ella misma tenía respecto al plan. Asintió a sus duchos sobre los planes y sus "letras pequeñas", pues era bastante real. 

Frunció las cejas, pensativa y alzó el dedo índice para ponerlo después en el plano. 

- Bien, puedo decir que la propuesta me interesa. Pero puedo preguntar ¿cuál es el porcentaje que recibiremos de provisiones? ¿Con cuántos hombres cuentas para poder realizar el saqueo? Yo tengo un grupo reducido de personas con la cual disponer, no puedo llevarlos a una situación en la que será riesgoso perder vidas innecesariamente. - Respondió de manera segura, mirando a Román con seriedad, ella sabía cuáles eran los riesgos y ahora era responsable por las bajas en la empresa.  


avatar
Martina Rocca
Cientifico
Cientifico

Mensajes : 331
Fecha de inscripción : 22/11/2012
Localización : Buenos Aires

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Primer encuentro (Martina y Catalina)

Mensaje por Roman Herrera el Mar Jun 18, 2013 10:35 pm

Me daba cuenta que la tarde caía cada vez de forma mas veloz, no podía hacer nada si a mis invitadas no les interesaba que esto sucediese, si ellas se creían seguras a tanta distancia de donde creo quedarían sus refugios, yo que estaba tan cerca del mio, no debía de hacerme ningún tipo de problema. 

Mi problema, en cambio venia por otro lado, no podía comprender, por que tantas objeciones por parte de ellas, no las habían dejado muy claras, pero podía leerlo en sus caras, había que ser muy idiota para no darse cuenta de que algo no estaba funcionando bien. 


-Les explico señoritas, resumiré sus preguntas, en una sola respuesta, tal vez así pueda ser mucho mas preciso. [Hizo una pausa y todo aire. Se relamió los labios con la punta de la lengua, disimuladamente.]

-Yo necesito armas, tengo planes de saquear Organic ya que necesito algunos químicos que me he enterado de buena fuente ellos están elaborando. Les ofrezco entonces lo que creo sería mas conveniente para cada una de ustedes. Cuento con suficiente gente como para atacar la zona segura, aunque nunca están de más nuevos creyentes que harían cualquier cosa por salvar su pellejo del infierno. [Miró a sus receptoras como si pretendiese especial atención a lo que iba a decir a continuación] Vamos! Somos cínicos, los únicos capaces de sobrevivir con poder dentro de esta nueva realidad, tú [mirando a Catalina] eres líder de un grupo que lo único que busca son armas, prostitutas y alcohol, ademas del resto de sus ilegalidades. Y tú [mirando a Martina] te has quedado con Alquimia, y no puedes engañarme, se muy bien que experimentarías hasta con tu mejor amigo de la infancia si fuese por el bien de la ciencia. No las juzgo, por el contrario las admiro, y me encuentro sumamente encantado de que siga existiendo gente como yo, que no creo en Dios y sin embargo soy el líder de los religiosos. ¡Como si pudiesen salvarse, POBRES IDIOTAS!. No hay trampa, debemos beneficiarnos entre nosotros, porque somos pocos los que aún pensamos con el cerebro. Les pido confíen en mi. Y si desean piensen todo lo que hablamos y volvamos a reunirnos, para terminar de decidir que haremos exactamente. Por mi, son siempre bienvenidas en mi nuevo templo, sepan, que en verdad esto para mi es el comienzo de una alianza que se volverá potencia mundial, dentro de lo que quede del mundo hoy. 

[Las siguió contemplando con una media mueca de sonrisa, esperando algún tipo de respuesta, proveniente de su revelador monologo.]
avatar
Roman Herrera
Ermitaño
Ermitaño

Mensajes : 91
Fecha de inscripción : 25/02/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Primer encuentro (Martina y Catalina)

Mensaje por Catalina Diaz el Sáb Jun 22, 2013 5:11 pm

Observo serena ante la explicación un poco mas honesta de parte de Román, con ese tipo de discurso si podría convencerla al menos un poco mas. Se ordeno un poco el cabello y sonrió, sabia que mas adelante podría obtener otro tipo de beneficios si es que así lo quisiera o simplemente los tomaría a su manera.

- Con esa explicación quedo mas conforme - Esbozo una sonrisa algo maquiavélica - Si es así, me anoto para esta alianza que nos beneficia a todos - Cruzo los brazos - Tu si sabes convencer a una chica, aunque te costo un poquito entender la idea - Estiro la mano para tomar la mano del hombre - Buen trabajo - Le guiño el ojo y miro a la muchacha a su lado, sin soltar la mano del hombre, dándole pequeños toques recorriendo la misma con la suya - ¿Qué dice señorita Martina?, ¿nos aliamos para echar abajo a esos idiotas que quieren arruinarnos el negocio y ser los dueños de lo que queda de ciudad? - Se quedo de costado, sosteniendo su rostro con su otra mano apoyando el codo en el mesón.

El trato hasta el momento estaba tornándose un buen negocio después de todo, al menos esa noche podría descansar en paz y relajarse por haber terminado un buen trato con los otros dos actores principales de la "fiesta" que se aproximaba en la ciudad. Ahora sólo faltaba esperar el momento adecuado para tomar desprevenidos a Luciano y la otra empresa.


avatar
Catalina Diaz
Traidor
Traidor

Mensajes : 97
Fecha de inscripción : 12/02/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Primer encuentro (Martina y Catalina)

Mensaje por Martina Rocca el Lun Jun 24, 2013 5:01 pm

Tras las dudas de ambas, Catalina y ella, habían conseguido que el sujeto pudiera decir con más claridad lo que quería hacer, o más bien tenía planeado realizar en cuanto al "ataque" a la Zona Segura y la empresa Organic.

Era de esperarse que él pudiese organizar este tipo de planes, pues ella en verdad tenía poco tiempo para mirar a su alrededor. Sólo se dedicaba a dar con experimentos y programas que sirvieran para controlar la situación en Alquimia.

Rodó los ojos pensativa por la propuesta, sonaba bien, pero aún no se convencía del todo. Hizo una mueca con los labios después al ver como la Srta. Catalina cerraba el trato con Román, cosas de adultos seguramente se concretarían después entre aquellos dos personajes. No le interesaba saber más de aquello, pero le resultaba un tanto vergonzoso verlo de esa forma. Al menos con Thomas le era más natural, pues el chico que estaba con él le parecía simpático.

Asintió a las palabras de Catalina, sonriendo de lado al mencionar lo idiotas que eran los demás.

- Bueno, tal como ha dicho la Srta. Catalina, su propuesta me ha dejado bastante interesada. Y la verdad, si ya ha dispuesto todo para realizar la idea... me sumaré a ella con gusto... - Dijo sonriéndoles a ambos adultos. - ¿Y cuándo empezaríamos? - Preguntó expectante.


avatar
Martina Rocca
Cientifico
Cientifico

Mensajes : 331
Fecha de inscripción : 22/11/2012
Localización : Buenos Aires

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Primer encuentro (Martina y Catalina)

Mensaje por Roman Herrera el Lun Jul 01, 2013 10:58 pm

-Maravilloso, veo que la honestidad nos ha llevado a un mayor grado de confianza. Mejor, así pretendo sean las cosas ahora.
[Las miraba, pero ya no como antes, no estaba buscando su aceptación porque al fin sentí que la tenía, y eso me ponía muy cómodo]

-No tengo mucho mas que decirles la verdad, sí me parece correcto permitirles idear estrategias. Las reconozco como muy buenas estrategas y por tanto se que cada una en su "hábitat" [Hice el ademan de las comillas con mis dedos y solté una risotada simpática] podrá idear algo brillante. También serían convenientes algunos planos extra sobre el lugar o la zona. Lo que pretendo que se entienda fundamentalmente es que [apoye mis brazos sobre la barra, junte mis manos y las miré] somos un equipo, cualquier idea será escuchada y las decisiones importantes serán consultadas. Nuestros enemigos están ahí afuera, no debemos pelearnos menos aún sabiendo que la recompensa será grande.

Hice una larga pausa, esperaba respuesta o ademan de alguna de ellas, pero decidí proseguir, ya se hacia de noche y debía irme, pronto apareció Burt por una de las ventanas, un chico de aproximadamente 21 años, de pelo castaño y ojos claros. Me hacia señas con sus manos como para que me acercase hasta él, ahí pude notar que el cielo estaba ya mas oscuro de lo que yo recordaba.

-Discúlpenme un momento por favor. [Dije a mis invitadas juntando las manos]

Me dirigí hacia el joven quien en pocas palabras me pedía que volviese con él al Templo, me dejaba en claro que algo había sucedido. Me volví a mis invitadas, luego de cerrar la puerta detrás de mi, para que el chico no oyera la conversación.

-Les pido sepan disculparme pero han surgido problemas en el templo, y debo irme, la verdad me avergüenza hacerlo pero necesito el menor nivel de problemas posibles, para nuestro cercano y gran día. [Agarrando mi saco y poniéndomelo] Les recomiendo busquen una mano derecha, solo por si las cosas se complican tendrán a quien echarle la culpa, recuerden que somos lideres nuestros seguidores deben confiar plenamente en nosotros o aunque sea respetarnos, y no debemos demostrar margen de error en nuestro accionar.

Me acerque a Martina, le di la mano, y la bese en la mejilla. Lo mismo hice con Catalina a quien le sume un guiño tratando de que Martina no lo viese. -Deseo verlas pronto y nuevamente discúlpenme. Espero noticias sobre la próxima reunión.

Abrí la puerta, y dije -Que Dios las acompañe y las guarde mis queridas hermanas. [Reí y me marché junto con Burt]
avatar
Roman Herrera
Ermitaño
Ermitaño

Mensajes : 91
Fecha de inscripción : 25/02/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Primer encuentro (Martina y Catalina)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.