La ciudad está cubierta de tinieblas. La poca comida que se puede conseguir no es suficiente para una buena alimentación. Las fuentes de energía eléctrica funcionan a regañadientes, al punto de ser nulos. Los edificios ya fueron saqueados en el principio de la catástrofe, no hay suministros de ningún tipo. Matas o mueres, en la ley ya no existe, tan solo la supervivencia. Algunas personas tratan de generar sus propios alimentos, pero la tierra es poco fértil y los animales que siguen con vida no son aptos para el consumo debido a la contaminación que sufrieron.



Conectarse

Recuperar mi contraseña

Admin Fundador
PerfilMP
Admin
PerfilMP
Admin
PerfilMP
¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 35 el Vie Ago 15, 2014 2:44 am.









Últimos temas
» Howling in The Night [Confirmación Élite]
Miér Mar 23, 2016 6:42 pm por Invitado

» Crónicas de Amarantia || Élite {Foro Nuevo}
Jue Ene 14, 2016 8:30 pm por Invitado

» Afiliacion Elite
Vie Dic 11, 2015 9:51 pm por Invitado

» Mundo Subterráneo {Caída de Botón}
Sáb Nov 07, 2015 3:20 pm por Invitado

» Enjoy the Silence 4.0 {Normal}
Dom Oct 25, 2015 9:45 am por Invitado

» ¿Dónde están todos? {Libre}
Mar Oct 13, 2015 11:49 am por Catalina Diaz

» Angel's Share - ELITE
Sáb Oct 10, 2015 12:00 am por Invitado

» Recuérdenos (Cyrielle)
Miér Oct 07, 2015 1:50 am por Luciano Jaume

» Sweet London [Confirmación Élite]
Lun Oct 05, 2015 8:17 pm por Invitado






COPYRIGHT
El foro de rol Remember Me consta de una trama original, la cual pertenece a Luciano JaumeTanto imágenes como códigos fueron editados por Aitana C. Navarro para uso exclusivo de Remeber me.
Sin fines de lucro y de uso personal.
Dicho trabajo está protegido bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Cualquier copia o intento de copia será denunciado.
No copies, sé original.


Se agradece a la siguientes webs:
Tumblr.com
Google.com
Minus.com
Deviantart.com


Si no se arriesga, no se gana (Priv. Ginebra y Brad)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Si no se arriesga, no se gana (Priv. Ginebra y Brad)

Mensaje por Freddie Birdwhistle el Sáb Ene 18, 2014 3:45 am

Debía admitir que se sentía muy incómodo al tratar de dormir dentro del taller, mientras el hombre que los había auxiliado trabajaba ¿pero que otro lugar había? Creía que estaría condenado por varios días a creer que fuera… lo que… fuera, la cosa que los atacó, saldría de entre las llamas (que ahora eran pocas) e iría tras ellos, algo así como la segunda parte de la película de terror que tanto te atormentó en la infancia. Levantó la cabeza de golpe a un escalofrío que lo recorrió sin ningún tipo de miramiento, observó a su alrededor confirmando que estaba seguro. Puso una mano sobre el pecho y volvió a echar la cabeza hacia atrás… el martilleo constante contra el bus le parecía un perfecto despertados, pero a los tres golpes volvía a quedarse dormido.

Fue en la madrugada que las cosas estuvieron listas para partir. Freddie sentía que era necesario arrastrarse dentro del bus ¿dónde había quedado su usual energía? Bueno… la noche anterior, con el salto que había hecho sentía que la rodilla le resentía un poco, pero confiaba que durante la mañana se sentiría mejor.

-Entonces… -se recargó en el medio panel que había del primer asiento al conductor- ¿Vamos a ir a arriesgar nuestro pellejo? –soltó con cierta burla, ya sabía que Ginebra podía zafarse cómodamente del tema, pero agradecía aun más que se quedara… la compañía de un conocido le hacía sentir seguro. Buscó el cinturón y se lo puso antes de que salieran; esto le recordaba a las excursiones escolares, antes sólo había sido un aventón, pero ahora sentía que el propósito original sólo era una excusa para husmear en el pueblo. Él terminó cruzando los brazos y de nuevo cabeceando a pesar de que el viaje fuera tan abrupto como el anterior. Terminó por obligarse a mantenerse despierto mientras silbaba y miraba el camino… tenía que recordarlo, más tarde se daría el tiempo de anotarlo.

La silueta de aquella urbe empezaba a dibujarse, ya sentía que pronto estarían ahí- ¿llevabas mucho tiempo en el taller? –preguntó curioso a Brad, miró al frente y se arrepintió pisando un imaginario freno al pasar a nada de un árbol…
avatar
Freddie Birdwhistle
Ermitaño
Ermitaño

Mensajes : 143
Fecha de inscripción : 16/10/2013
Edad : 27

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Si no se arriesga, no se gana (Priv. Ginebra y Brad)

Mensaje por Ginebra Beckett el Sáb Ene 18, 2014 6:07 pm

En la noche no podía dormir, el fuerte corazón del monstruo no dejó de acelerarse y frenar, me ponía los pelos de punta. Estaba utilizando a Colitas como un sillón, lleno de pelo y muy acolchonado. Él descansaba, los tejidos de su piel se iban recuperando por completo, aunque el dolor continuaba allí, se notaba que le dolía al respirar. Brad trabajó toda la noche, no se por que confiaba en que podía ayudarnos, tal vez porque le convenía, tenía una forma de viajar y estar seguro con nosotros.

A la mañana siguiente estaba todo hecho, me sorprendió la facilidad que tenia el muchacho con las latas, estaba hermoso el micro, mucho más fuerte, lindo, mi emoción crecía y yo parecía una niña con un juguete nuevo. Antes de partir abracé a mi perro, él tenía que cuidar a Kelly que pasó la noche sola, alimentándose seguramente, pero sola en fin. Se fue corriendo y yo subí al micro detrás de Freddy. -Si encontramos semillas en la ciudad, me gustaría ahuecar uno de los asientos para poder germinar algo allí, tengo una bolsa de tierra debajo de tu asiento, Freddy Puse en marcha el micro y luego arranqué -¿Arriesgarnos? ¡Claro que no! ¡Vamos a jugar al pueblo! Le contesté sonriendo.

La velocidad no me preocupaba, se notaba distinto el micro, pero podía ir más rápido en poco menor tiempo, eso me entusiasmaba mucho más. Nos metimos por la calle, pasando el campo, pero los caminos se me hacían aburridos, me metí en lo que en algún momento fue una granja y comencé a derribar cercas, pisar los cultivos marchitos y demás cosas, pasé por el medio de los árboles secos que aún quedaban en pie mientras que reía a carcajadas.

Llegamos hasta un lago seco y sucio, supuse que estabamos cerca de algún pueblo por lo que aminoré la velocidad y me dirigí a Brad -Dígame copiloto ¿Por donde? En teoría él era el que sabía a donde estaba el pueblo
avatar
Ginebra Beckett
Mutante
Mutante

Mensajes : 173
Fecha de inscripción : 01/09/2012
Edad : 22

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Si no se arriesga, no se gana (Priv. Ginebra y Brad)

Mensaje por Brad Grammer el Dom Ene 26, 2014 10:47 pm

La noche había sido muy distinta, diferente al resto de las que pasaba desde hacia tanto tiempo. La soledad absoluta había tomado presencia desde hacia unos seis meses, mi último contacto con alguien había sido con un chico que pasaba por allí, al principio no era demasiado simpático, pero la necesidad de hablar con alguien y la tensión sexual que venía arrastrando conmigo, me aventuraron a invitarlo pasar, y así fue como estuvimos juntos tres días, cuando de pronto se marchó sin más.

Aunque estuviesen durmiendo, la compañía de estos jóvenes, me hacia sentir muy bien, había un calor diferente en el ambiente, no sabía cuando podría volver a suceder algo malo, y en ese tema un incomodo presentimiento me alarmaba.

El pueblo había sido abandonado por una increíble inundación que había pretendido dañar por demás las estructuras, la gente era algo exagerada, muy religiosos, aseguraban que era todo obra de Dios, que enojado por la muerte del sacerdote del pueblo (asesinado sin conocimiento de causa) los obligaba a retirarse de aquel lugar.

La inundación no superaba el metro y medio de alto, gran parte de las cosas de seguro seguían intactas, esa gente básicamente salió de su pueblo para ser atacada por infectados a unos kilómetros de allí.

Pensando durante toda la noche, en el pueblo y sus historias, distraído, a tal punto que pronto se había echo de día. Solo había dedicado quince minutos a quedarme quieto y fue cuando de pronto sin darme cuenta, me quedé mirando al muchacho que dormía en ese momento con una particular constancia, (seguramente debido a que yo había dejado de hacer ruido) era agradable su expresión, y bastante atractivo.

A la mañana siguiente terminaba mis preparativos para emprender viaje, mientras Freddie, Ginebra y su simpático sillón se despertaban y comenzaban a preparase también.

Sigilosamente le alcancé a la muchacha, unas varillas (3) de no mas de quince centímetros de largo, color rojizas con manchas. "Tienen proteínas, y además de seguro le encantará su sabor"

Tomé todo lo necesario, preparé café en un termo, y leche con chocolate en otro, un paquete de galletas de chocolate con chispas de chocolate. No sabía cuanto era demasiado, no quería que pareciese que abusaba de la bondad de la muchacha y que por eso llevase mucho equipo encima.

Tomé entonces mi caja de herramientas pequeña, ante cualquier eventualidad necesitaba tenerla, y también un libro de notas y una lapicera pluma, para anotar lo necesario a saber con respecto al pueblo, y si había cambios desde mi ultima visita.

Ginebra se vio emocionada por querer una planta dentro de su micro, al oír esto fui hasta el cuarto del fondo del galpón, y salí con una maceta mediana que tenía una planta de hojas redondas y flores violetas. "Ten, era de mi madre, su planta favorita yo la cuido desde que ella, fue... agredida y transformada. Siempre creí que era una linda forma de seguir teniendo una parte de ella. Se que tu la apreciarás y cuidarás mucho. Además quien dice tal vez algún día tengas tu propio jardín ahí dentro. [Sonreí para romper un poco con el aire de drama que daba la muerte de mi madre]"

La actitud del muchacho luego de su repentina pregunta, me enterneció. Sonreí y contesté "Hace años que estoy en este taller, era de mis padres... adoptivos, los cuales yo elegí como tales, con el pasar del tiempo. Todo lo que pasó en el centro de Buenos Aires, a nosotros nos afectó, pero no en esas mismas medidas, el monstruo ese que matamos, o eso espero, la otra noche fue el que trajo más problemas aquí cuando mis padres aún vivían."

Hice una pausa algo larga, no quería alborotar su mente con información, aunque por un lado sentía verdadero interés por lo que le estaba diciendo y eso me impulsó a seguir.

Antes aproveché, para sacar de mi mochila los termos, las galletas y tres tazas "¿Quieren café o leche con chocolate?" Girándome hacia la muchacha, queriendo ver su expresión para confirmar si había acertado o no, en pensar que la segunda opción le gustaría.

"El pueblo al que nos dirigimos, fue abandonado poco tiempo antes de que algunos infectados llegasen aquí, fue extraño, un camión se detuvo de golpe, y abrió sus puertas traseras dejando salir a esas personas enfermas. Las personas trataron de volver al pueblo, pero muchas no llegaron, y ademas de nada les servía, éste aún seguía inundado"

Entonces Ginebra me habló, dirigiéndose a mi como su copiloto, ésto me resultó muy gracioso, era en verdad una personita muy simpática. Me paré junto a ella, apunté hacia delante con el dedo y le dije "Woo! Es increíble, este pueblo había sido abandonado por la inundación, y ahora hasta el lago se ha secado. La última vez que vine, había aún bastante agua, parece que el calor va en aumento. Bueno, si costeas el lago dirigiéndote hacia la derecha, pronto verás el cartel que dice Bienvenidos a Knoxville"

Spoiler:
avatar
Brad Grammer
Ermitaño
Ermitaño

Mensajes : 14
Fecha de inscripción : 07/12/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Si no se arriesga, no se gana (Priv. Ginebra y Brad)

Mensaje por Ginebra Beckett el Lun Ene 27, 2014 12:19 pm

Antes de subirnos al micro, Brad me dio uno de los bastones para perros ¡Eran tan pequeños y hermosos! Se lo agradecí, Colitas ni bien los olió se paró atento detrás de mí, dejando sus ojos fijos en los palitos, moviendo la cola de lado a lado, era tan lindo, hasta se podía observar como se quedaba visco por sus golosinas.

Antes de que él subiera al micro, me trajo una hermosa planta violeta, me dejó boquiabierta, hacía mucho tiempo que no veía una planta viva y mucho menos con tantas flores. La tomé con una mano y corrí al fondo del micro, en donde hice lo que estaba planeando. Inserté las uñas de mi mano libre en la punta del asiento para poder agarrar toda la espuma que había debajo y arrancarla de un tirón, allí deposité la planta y luego la aseguré con la misma espuma para que no se cayera.

Luego de andar, los chicos comenzaron a hablar, de esa forma me pude enterar de algunas cosas de la historia de Brad. Un ruido muy peculiar llamó mi atención, cuando abrió el termo frené de una forma muy brusca, no había parado por completo el micro que ya estaba al lado de mis acompañantes -¿Chocolatada? ¿Con chocolate? ¿Chocolate de verdad? Giré mi cabeza de lado mirando fijo y sintiendo el aroma que me llevaba a un éxtasis infinito. -Antes de que comenzara todo, mínimo un dulce por día comía, el chocolate es mi favorito. Luego de que me convertí en lo que soy ahora mi mente se fijó en carne y sangre humana, me fue difícil acostumbrarme a otras cosas ya que la sed me puede agarrar en cualquier momento y eso no lo puedo controlar, pero mi debilidad siempre va a ser el chocolate Me relamí los labios y espere expectante a mi parte de la bebida, olí el aire, ahora que pude asociar la chocolatada me percaté que no estaba loca -¿Tienes más cosas, no? Le pregunté a Brad esperando a que la respuesta sea afirmativa.

-----------------------------------------------------------

Llegamos a Knoxville guiados por el Señor rapado, el lugar era un desierto con todas las letras, el calor, la sequía, era muy extraño saber que había sido todo inundado. Puse los carteles de "STOP" al costado del micro y abrí la puerta delantera -Llegamos, no se pierdan y vayan siempre con un compañero les dije simulando haber más gente dentro del micro y me dispuse a bajar.

Sentí el aroma en el aire cálido, el sol nos pegaba de frente y no había con que cubrirnos -Hay olor a muerte dije con un tono severo -Tomemos lo que necesitamos y marchémonos de aquí lo antes posible ¿Si? Los miré a ambos, a esta distancia Colitas tardaría en llegar, aunque siempre se movía en un radio no mayor a los 70km. Suspiré y comencé a caminar, era hora de la aventura.
avatar
Ginebra Beckett
Mutante
Mutante

Mensajes : 173
Fecha de inscripción : 01/09/2012
Edad : 22

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Si no se arriesga, no se gana (Priv. Ginebra y Brad)

Mensaje por Freddie Birdwhistle el Mar Ene 28, 2014 2:06 am

Hubo un momento durante el viaje que sintió una severa necesidad de quedarse callado, tenía que ordenar toda la información que había recibido antes de que se le olvidara (no podía anotar nada mientras el bus iba abriéndose paso por las cercas de la granja y cualquier utensilio que quedara en pie) Se sonrió de lado viéndose a punto de anotar algo acerca de Colitas, de no haberlo visto sentarse y mirar aquellas golosinas como si fuera un buen pedazo de ternera (en realidad imaginaba que el cánido soñaba con comerse TODA una becerra) estaría seguro que se trataba de un perro épico que un cachorro de grandes dimensiones… todo se parecía a su dueño ¿no?  Otra cosa que prefirió evitar fueron algunos comentarios que se le formulaban en la punta de la lengua acerca de la planta, mas al escuchar el destino de la propietaria, prefirió apretar los dientes… no importaba con que tinte se quisiera teñir… sabía que dolía.

“El monstruo”… se rascó la nuca, alborotándose más el cabello castaño… le seguía rondando … era una sombra que se negaba a irse a pesar de que el sol brillara a todo lo que daba. Nunca se había topado con un ser así, había visto mutantes con una morfología más aterradora, pero… haberlo tenido cara a cara y saber que de querer lo hubiera matado antes de que se diera cuenta, lo hacía sentir… vulnerable… frustrado,  con un arranque de furia y  berrinche. No quiso imaginar la sensación de angustia de saberle cerca durante días…

Miró el termo cuando se le ofreció… levantó las cejas y abrió muchos los ojos ¿estaba brom…- Aahk… -soltó en simple queja cuando se pegó contra el panel que lo separaba del asiento de Ginebra, la parada había sido tan repentina que no le dio tiempo de pensar en nada. Se frotó el brazo mientras miraba a la chica, notarla tan emocionada le hizo ignorar la molestia del golpe- Acepto el café –agregó para tomar la tapa del termo. ¿Hace cuanto no tomaba? Quizás… un año y medio, sería raro tener la cafeína dentro del cuerpo otra vez, pero las galletas que le correspondían no se las comió; las guardó discretamente…  había pasado mucho tiempo viviendo con lo necesario (si no es que lo mínimo) así que este regalo prefería guardarlo para más tarde.

--------

Si había algo que detestaba Freddie era el calor, pasar horas bajo el sol sin ningún tipo de protección… la sensación era espantosa: Era como estar dentro de un horno, pero aparte el sol causaba picazón- Siento que produzco electricidad estática –soltó por lo seco del lugar. Había esperado que con la inundación de la que había hablado Brad pudieran encontrar zonas medianamente potables, pero mientras más se adentraban podía ir borrando aquella meta de la cabeza. Las estructuras tenían un color pardo, algunas con manchas negras que seguro mientras estuvo inundado fueron musgo y algas… no se necesitaba estar mucho tiempo baño el agua para que crecieran.
Rió un poco a la indicación de Ginebra- Ya tengo quien me acompañe al baño –señaló con la cabeza a Brad. Después de su mal sabor de boca en la tienda de la gasolinera no pensaba aventurarse solo, a menos que los tuviera a la vista- ¿Cuántos habitantes regresaron? –preguntó picado por la curiosidad mientras sacaba la llave de cruz (mejor eso que nada).

Durante el camino pudo calcular que Knoxville había sido prospero, más pequeño que una ciudad pero tampoco era despreciable, por lo tanto su población no era de cientos, si no de algunos miles.  Empezó a tararear una canción con tintes Country… Knoxville… vaya nombrecito, le hacía recordar a uno de sus compañeros de escuadrón que solía poner música mientras estudiaba y por eso se había aprendido varias canciones- Definamos… olor a muerte –miró a Gine con una pequeña mueca, mezcla del sol de las 10:00 y un poco de reticencia, mientras guardaba la chamarra.

La calle principal se abría ante ellos de una forma bastante desdeñosa, había sido asfaltada pero ahora parecía un empedrado negro; los locales a los costados y alguna que otra cosa tenían una pinta de abandono que cada que el viento entraba por ellas parecía arrastrar antiguas pláticas… rezos… campanadas. A unas cuantas cuadras de llegar una de las placitas, le pareció seductor una pequeña zona que parecía tener varios locales juntos- ¿Qué les parece husmear ahí?  



Algo… algo… el lugar tenía algo, quizás era su mosaico poco dañado, o que al fondo se leía torpemente “Librería”… igual no tendría sentido asomarse ahí, pero ese mal hobby de andar husmeando en aquellos lugares le hizo moverse hacia la zona comercial. Era pequeña, sólo un callejón con 8 locales: Al inicio 2 locales que era ilegible que habían sido, pero el siguiente a mano izquierda era una casa de cambio, al otro parecía una farmacia con la cortina abajo pero se podía ver el interior gracias a que estaba dañada; luego otras dos que tampoco se notaba que eran, aunque una de las puertas de cristal parecía tener una escalera a un piso inferior

¿Librería? ¿O escalera al infierno?

Se acercó con cautela a la escalera, no se veía donde terminaba, parecía que daba vuelta y… dio un brinco hacía atrás cuando un perro flaco hasta los huesos salió corriendo a todo lo que daba, pasando al entre Gine y Brad, perdiéndose por la avenida… Puso la mano en el pecho tomando aire… un día de estos le iba a dar un infarto… miró de nuevo por donde había salido despavorido el perro... afinó el oído, pero nada… aun así no perdió atención mientras volvía a la Farmacia… giró al escuchar un crujido… luego miró a sus compañeros para asegurarse que no era ninguno de ellos.


Última edición por Freddie Birdwhistle el Mar Ene 28, 2014 2:20 am, editado 1 vez
avatar
Freddie Birdwhistle
Ermitaño
Ermitaño

Mensajes : 143
Fecha de inscripción : 16/10/2013
Edad : 27

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Si no se arriesga, no se gana (Priv. Ginebra y Brad)

Mensaje por Luciano Jaume el Mar Ene 28, 2014 2:06 am

El miembro 'Freddie Birdwhistle' ha efectuado la acción siguiente: Lanzada de dados

'Éxito/Fracaso' : 4


¡Recuerda visitar nuestras redes sociales!
FacebookTwitterTumblr
avatar
Luciano Jaume
Aventurero
Aventurero

Mensajes : 640
Fecha de inscripción : 31/08/2012
Edad : 27

Ver perfil de usuario http://rememberme.bestforo.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Si no se arriesga, no se gana (Priv. Ginebra y Brad)

Mensaje por Brad Grammer el Dom Feb 23, 2014 2:58 pm

La respuesta positiva frente al desayuno que les ofrecía a mis compañeros en verdad me generó mucha satisfacción. Se la veía muy emocionada a Gine, más alla de su expreción, por todo lo que contaba a cerca de su especial gusto por el chocolate. Frente a su  pregunta le contesté afirmativamente, acercándole unas galletas de chocolate, con chispas de chocolate, que eran básicamente del tamaño de mi mano. También se las acerqué a Freddie junto con el café, antes de que la chica lo dejara sin nada que comer.

Las indicaciones de la chica, cual guía, me parecieron muy graciosas, ambos tenían un particular sentido del humor que era difícil de ver en la "sociedad" de hoy en día, ciertamente estaba muy feliz de pasar ese rato con ellos.

Cuando el muchacho me señaló como su compañero para ir al baño, cosa que también me generó gracia, solo atiné a contestar "Es más deberíamos buscar algún baño" Sin dar mayores explicaciones del por que.

Freddie continuaba con sus curiosidades, y aumentaba pregunta a pregunta mi nivel de regocijo, no quería que dejase de preguntarme cosas. Mientras caminaban escuchó el comentario de la chica "olor a muerte" le rondaba esa expreción por la cabeza. "Había veinte mil habitantes en un principio, bah cuando yo llegué aquí, pero rápidamente se redujo el número a quince mil, por la cantidad de jóvenes que habían decidido marcharse. Lo llamaron "el pueblo maldito" porque ciertos sucesos condenaron a gran parte de las personas que vivían aquí, a pasar por catástrofes inentendibles, las cuales redujeron mucho el número. Lamentablemente debo aceptar que de una forma figurativa e irónica, este lugar ahora se ve, como vivió el último año, gris, abandonado. Con olor a muerte [dije girando a Gine como dándole la razón] Las personas que pudieron escapar eran pocas,no más de dos mil, pero absolutamente todas fueron encerradas entre la inundación y las otras personas enfermas que dejó aquel camión ese día"

"No creo que haya grandes problemas en quedarnos más de la cuenta" Les dije muy seguro. "Aunque antes de dar absoluta fe en eso, mejor recuerdo, por que la exprecion "olor a muerte" se me hace tan familiar"

El apuesto muchacho, muy curioso se acercaba a unos locales, aquella zona en algún momento había sido muy bien utilizada, tecnicamente resumía todos los negocios de verdadero interés, una farmacia, una librería, una casa de cambio, un local de ropa, una tienda de repuestos automotrices, un mini mercado, un locutorio, y un bar.

Quería comentarselo pero él ya estaba más adelante. De pronto salió un perro muy flaco, y pasó entre nosotros dos, siguió de largo algunos metros, me di vuelta para mirarlo, y frenó volvió hasta mi, como buscando refugio, era Grimy el perro del viejo Grimes, yo siempre había amado a ese perro. No sabía que hacía allí dentro, se ve que había sido el único refuegio que pudo encontrar, una rata salio por debajo de la puerta de un local cercano, él salió corriendo y la despedazó pero no dejó nada de ella, en verdad estaba hambirento. Volvió hasta nosotros y lo acaricié.

Fredie se dio vuelta para mirarnos, ¿que sucedía?. Pronto ví titilar una luz roja, reflejada en un vidrio roto.

Flashback:
Recordé que una vez ántes de que sucediera la inundación y el camión, una mujer había venido a comer a la cafetería de la estación de servicio, mientras yo le arreglaba el auto. Estaba vestida con una remera roja, falda negra, y un guardapolvo blanco, se notaba que trabajaba en una farmacia o era cientifico. Al terminar con su motor había entrado para avisarle, cuando escuche que le decía a mi madre, "Sí, vengo de Knoxville, estaba de visita tengo familiares allí" Su sonrisa no me convencía. Sonó su celular salió de la cafetería para contestar, paso justo por al lado mío, me escabullí para escuchar lo que decía "Este lugar es perfecto para los experimentos, nadie lo extrañará, tiene olor a muerte"

Como guiado por una descarga eléctrica, comencé a buscar de donde venía esa luz, ¿una cámara? nunca la había notado en las veces que había vuelto allí, ¿se habría despertado el dueño de la misma?.

Llamé a Freddie, gritando su nombre. La miré a Ginebra y le dije "parece ser un campo de batalla, y moví los ojos señalando la cámara que estúpidamente tenía una inscripción con la letra "A"

avatar
Brad Grammer
Ermitaño
Ermitaño

Mensajes : 14
Fecha de inscripción : 07/12/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Si no se arriesga, no se gana (Priv. Ginebra y Brad)

Mensaje por Ginebra Beckett el Mar Feb 25, 2014 10:56 pm

Las galletas, por dios, chocolate, mucho dulce, comi una tras otra, no las podía masticar, ocupé el espacio de mi boca en aquella droga tan adictiva como si fuese el brazo de algún humano, la sed de sangre era débil ante el hambre de lo dulce.

-¡Vamos Freddie! Deja los lamentos de lado Le dije cuando habíamos bajado del micro -Yo se que manejo hermosamente bien Le hice una carita pestañeando en forma continua y rápida. Luego hicieron ese comentario sobre el baño, ¡Dios! -Si siguen con sus homosexualidades los dejaré de lado Entrecerré los ojos para acecharlos con mi mirada amenazante.

Comenzamos a caminar, a hablar y demás, no omití palabras, me limité a escuchar y a estar atenta a la zona, había algo que no me cerraba, llegamos hasta la librería o farmacia, no entendí muy bien hacia donde se dirigía Freddie, yo me quedé atrás de todos para cuidar la retaguardia, pero pude escuchar un sonido muy familiar que salía de adentro del edificio -¡Fred! Alcancé a gritarle, pero un perro común y corriente salió a toda marcha y pasó por al lado de nosotros, suspiré aliviada ¿Cómo no distinguí un perro común con uno mutante? La forma en que se devoró aquella rata hizo que mi sonrisa apareciera de una forma macabra y sombría, Brad acarició al animal y luego lo llamé yo. Toqué su cabeza y de inmediato se tiró al suelo panza arriba, pude notar sus costillas, el perro estaba muriendo de hambre, me concentré en el sonido de su corazón, su respiración y todo su interior, cuando exhalaba el aire hacía un pequeño ruido de dolor. -Necesita un veterinario. Dije alzando la mirada a Brad -Y sólo conozco uno, en el centro.

Me puse de pie y automáticamente el perro hizo lo mismo, moviendo su cola, eran obvias sus intenciones, nos hicimos un nuevo amigo. Brad me señaló la camara, me enfoqué en ella, continuaba con energía. -Malditos hijos de puta. Me acerqué con paso firme y enfurecida hacia ella y la salude con la misma sonrisa que tuve antes de morder a Thomas -¿Me extrañas? Ya nos volveremos a ver. Salude y luego salté para poder arrancarla de cuajo y estrellarla contra el piso.

Me sacudí el polvo del pantalón y como si nada hubiese pasado observé a los muchachos -¿Que miran? ¿Continuamos? Dije y comencé a caminar dentro del edificio. Al final era una vieja farmacia -Se nota que era un pueblo chico. Sólo era un cuarto con góndolas y la caja, la tierra era la reina del lugar, del techo había un hueco que se notaba que fue provocado por la humedad, el tanque de agua para ser mas precisa, parecía que hacía un tiempo tuvo una grieta y con la lluvia de su lado hicieron un agujero en donde se podía ver parte del mismo tanque, era cuestión de tiempo que el techo por completo cediera. -El perro estaba aquí por el agua, no está contaminado y cae muy lento, aunque dudo que quede mucho en su interior. Dije mientras que observaba cada detalle del techo.
avatar
Ginebra Beckett
Mutante
Mutante

Mensajes : 173
Fecha de inscripción : 01/09/2012
Edad : 22

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Si no se arriesga, no se gana (Priv. Ginebra y Brad)

Mensaje por Freddie Birdwhistle el Mar Mar 04, 2014 2:09 am

… esto tenía algo de seductor en cada partícula de polvo que escapaba… un pueblo maldito… de esos que te hacen encogerte en el asiento cuando alguien intenta explicar las cosas “paranomales” del sitio; Freddie sintió un extraño placer al escuchar a Brad relatando un poco de lo que había sido Knoxville.

Knoxville…

Iba a ser un nombre que jamás olvidaría. Aunque… hubo algo que volvió a taladrarle el cerebro ¿un camión que deja un cargamento peor que la muerte? No deseo ponerse en la piel de los pocos que quedaron, pero se vio arrastrado por un influjo despiadado: Sintió que era capaz de caminar por ahí, lamentarse en silencio por todas las calamidades, quizás había perdido su empleo por la falta de inversión, o quizás era uno de esos tenderos que se la pasaban ahuyentando moscas y con los ojos puestos en la espantosa programación de aire; se encogió de hombros un poco incómodo al creer escuchar las llantas de aquel contenedor, la garganta se le secaba al imaginar los golpes, gemidos… quizás algún alarido hasta que las puertas rechinaban… ¡Y….

Cerró los ojos y tragó saliva, percibiendo el sabor a tierra… le atacó un escalofrío, pero pronto se compuso.

.

Su encuentro con el perro y luego la rata fueron suficientes para que decidiera volver a cerrar el grupo. Le pareció reconfortante que el animal fuera amistoso… extrañaba convivir con animales que no desearan comérselo. Sacó el paquete de  galletas y fue dándole una a una, esperando que se sentara entre cada bocado. Su vista acompañaba a Gine y Brad, para ser sinceros no quería sospechar quien era dueño de la cámara, si aun estaba vivo era un fisgón paranoico y si estaba muerto… igual no le gustaba la idea de ser vigilado, pero al parecer la mutante sabía muy bien a quien se enfrentaban haciendo que tanto el perro como él dieran un salto en su lugar cuando arrancó el aparato.

Volvió a mirar al can que pegaba su hocico al envoltorio- Te daré, pero más tarde –le confirmó acariciándole a cabeza; probablemente si se las daba todas, lo resentiría. Se levantó para ocupar la retaguardia, el crujir bajo sus pies revelaba pedazos de vidrio, a la vez que sus huellas quedaban impresas en el polvo.

-No creo que valga la pena arriesgarnos a que nos caiga el techo encima –comentó observando la mancha y un par de grandes grietas- ¿llegaste a escuchar algo después de que dejaran el camión con los infectados? –preguntó mirando a su guía- O quizás antes –Todo tenía un por qué y no creía tanta casualidad que estuvieran siendo observados o en su momento observaron como un grupo de infectados devoraban y desmembraban a una pequeña población.

Volvió la mirada donde estuvo la cámara… ¿si seguían el cableado? No importaba que tan guay fuera la tecnología que usaban, necesitaban un cableado para mantener la señal continua, eso los llevaba a una repetidora, quizás (y con mucha suerte) hasta un pequeño escondrijo. Deslizó los dedos hasta atrapar un cable que aun colgaba de la base…
avatar
Freddie Birdwhistle
Ermitaño
Ermitaño

Mensajes : 143
Fecha de inscripción : 16/10/2013
Edad : 27

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Si no se arriesga, no se gana (Priv. Ginebra y Brad)

Mensaje por Brad Grammer el Vie Mayo 23, 2014 1:40 pm

La curiosidad de ambos por aquel lugar me agradaba demasiado, eran excelentes compañeros a la hora de investigar lugares repletos de muerte y buscar problemas. Acepto que hacíamos un excelente equipo, al menos para esto.

"Me parece una idea excelente[dije mirando a la pequeña mutante] sería muy bueno poder llevar a Grimy con un veterinario. Además hace mucho que no voy al centro de la ciudad"

En verdad las manchas de humedad del techo eran increíbles, podría afirmar que se notaba el tanque de agua a punto de que parecía sostenido simplemente por nada mas que la misma suerte de que no cayera sobre nosotros.
"No deberíamos acercarnos mucho a ese tanque, ya de por si el agua de este pueblo no era de fiar. Mucho menos lo es su infraestructura" Salí de aquél lugar, algo no aparentaba estar donde debería.

El muchacho seguía tan intrigado como atractivo, me acerqué bastante a él. "Durante algunos días pasados, mientras pudimos refugiarnos con mis padres, solo podíamos escuchar gritos, de dolor y horror, a esta misma distancia, más de una vez quise salir a ayudar pero no podía dejarlos solos a ellos dos. Ahora pienso que fue en vano"

Hice una pausa, no sabía por que en ese momento, la muerte de mis padres me había dolido de una forma muy particular, como si cada palabra que dijese fuera más punzante.

"Si recuerdo [agregué intentado denotar de que aún tenía una respuesta para alegrar al muchacho, y agregando una sonrisa ya que sentí que se me había notado mucho la expresión de lamento] que una vez di asilo a un joven que pertenecía a la empresa Alquimia. Tenía una historia muy interesante, no estaba allí por gusto, más bien intentaba liberar a los mutantes encerrados en secreto junto con su prima. Pero eso no viene al caso. Entre café y café, le pregunté sobre el pueblo. Fue ahí cuando supe que estaba diseñado desde el comienzo como un pueblo de prueba para experimentos. Todo aquí [dije extendiendo los brazos para señalar a mi alrededor] esta preparado para simular accidentes de todo tipo. Es así como algunos días estará contaminado con productos químicos y al otro podría haber personas felices plantando margaritas. Es una estrategia muy cínica. Creo que a fin de cuentas el liberar a las personas enfermas, era para ver si gente "normal" podía sobrevivir a una ola de ellos. Lo mismo que paso en la ciudad pero en menor escala"

Comencé a caminar en círculos, había algo, un buen plan estaba por surgir, algo para agasajar a mis compañeros, pero ¿que?. Estaba en ese momento cuando estas por descubrir algo, pero una pequeña neblina te tapa la visión.

"¡Ya lo sé!" dije levantando mi brazo estirado con el dedo indice apuntando al cielo. "La casa de la señora Ochmonik. Ella era la madre de Pitt quien cuidaba La Gran Esfera, vive e unas cinco cuadras de aquí. Bah, vivía. Pero si encontramos la llave podremos subir. El chico Alquimista me dijo que allí arriba había unos planos del pueblo, y debajo de esos estaba el plano real. Si quieren saber a donde se dirige cada cosa, allí arriba esta la respuesta." [Señalé a la esfera brillante y derruida que se veía a lo lejos]

"Hay solo un problema, la esfera queda en el medio del lago. Ahora contaminado"

Me giré en torno a Freddie lo miré y agregué "Lo bueno es que en la casa también encontraremos un baño, compañero" [Hice una mueca con la boca, apreté la mandíbula, y cerré los ojos un poco lento. Sentí que mi cara había sido de estupefacción al mirarlo entonces giré la vista a la niña] "Y también hacía unas excelentes galletas que te aseguro todavía saben delicioso" Y le sonreí, como queriéndole expresar que si de mi dependiese le daría cada cosa dulce que encontrase, exceptuando al muchacho, claro.

P.D. (OFF ROL):
Aunque dije "Hay solo un problema" mi expresión no fue de preocupación, si no mas bien de alegría por la aventura.

Como Brad mira a Freddie:
avatar
Brad Grammer
Ermitaño
Ermitaño

Mensajes : 14
Fecha de inscripción : 07/12/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Si no se arriesga, no se gana (Priv. Ginebra y Brad)

Mensaje por Ginebra Beckett el Sáb Mayo 24, 2014 2:00 am

Entrar, salir, entrar, salir, me estaban hartando aquellas señoritas, me encontraba sola dentro de la farmacia inspeccionando un lugar que al parecer a nadie le importaba. Salí mientras el rubio seguía hablando y el morocho se encariñaba más con el perro. -¿Señora Ochmonik? ¿Pitt? Falta Manjula y estamos todos. La cara de baboso de Brad fue inevitable, quería ir al baño a toda costa, me crucé de brazos y miré a otro lado, cuando estaba a punto de mandarlos a la mierda me dijo lo de la receta, -Vamos a los hechos, necesito esas galletas y las necesito ahora. Agregué con una sonrisa, todo el resto se lo llevó el viento ¿Quien necesitaba enojos cuando tenía dulces?

Fui dando saltos y caminando al mismo tiempo, contenta, con la esperanza de encontrar una receta, digamos que después faltaría el horno, los ingredientes y demás cosas que ya no conseguimos, pero es un buen comienzo. Una vez que dejé de pensar en lo dulce deduje las palabras del muchacho y la aventura de la torre en el lago. -Puedo arrojarlos hacia la torre, si fallo con el primero siempre hay una segunda opción ¿No? Los miré con la típica cara de niña infantil. -Aunque para decir verdad, ninguna puerta esta cerrada para alguien que tiene super fuerza. Alcé mi puño en alto para mostrar mis bíceps que jamás se marcaban. -Aunque la opción B sería escalar por fuera y abrirme paso hacia el interior, no es la primera vez que caigo de un gran edificio. Recuerdos de aquellas misiones sin sentido que hice en algún momento de mi vida, cuando era una joven mutante. Continué caminando y cuando me quise dar vuelta para hablarles noté que aquellos se habían quedado muy atrás, cuando me emocionaba no controlaba mi velocidad al caminar. -Ups Me acerqué de nuevo a ellos -¡Vamos señoritas, no los voy a cargar a ambos! dije burlándome de lo que nos separaba, su humanidad.
avatar
Ginebra Beckett
Mutante
Mutante

Mensajes : 173
Fecha de inscripción : 01/09/2012
Edad : 22

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Si no se arriesga, no se gana (Priv. Ginebra y Brad)

Mensaje por Freddie Birdwhistle el Vie Mayo 30, 2014 12:30 pm

¿Una vista en alto? Algo coqueteo en su estomago ¿planos? Quizá, con mucha suerte, no sólo estarían los planos del pueblo, si no de sus alrededores, y si era mano de alquimia, pudiera ser que hubiera algo relacionado con el cerco, algún punto débil por donde pasar las murallas, aunque… tal cual empezaba a ver las cosas, probablemente ya no estuvieran al 100% de su funcionamiento. Se tragó la emoción, no quería contagiarse tan rápido de aquella promesa. Ya lo habían dicho: Tenían que  buscar la forma de llegar.

-Hay cosas que son inevitables –comentó al varón con relación a lo del pueblo. Pudieron prevenirse, pero cuando estaban golpeando la puerta de su casa, gritando con exasperación su llegada, sólo te quedan dos cosas por hacer: Esconderte, o salir por la ventana. Más lo “inevitable” era subrayado en ese lugar, ¿un campo de prueba? Bien dicen, la verdad supera a la ficción; volteo hacía atrás y luego volvió a mirar alrededor… todo le supo amargo.

Ese lugar había sido el tubo de ensayo, entonces ¿Buenos aires había sido el animal experimental?... recordó lo que Ginebra le había dicho de Francia. Ahora lo masticaba con más calma, y se daba cuenta por primera vez lo perdidos que estaban, más como lo había hecho antes se tragó todos esos pensamientos, los deglutió hasta que no le quedaron dudas. Aunque saliendo el tema de los padres, sintió que sus reproches tomaban vida… le trepaban por la garganta. Atinó a darle a Brad un par de palmadas  de camaradería  en la espalda y sonreír- Dejaremos el baño después de la esfera o Gine nos usará como dardos –Aunque se sintió bastante cómodo de que Brad rápidamente supiera como contentarla.

Esa carita tenía una forma singular para decir que podía estar diciendo una verdad condicionada- Aun debe quedar un bote mal puesto en algún lugar del lago –levantó los hombros- Dudo que todos desaparecieran mágicamente- Si los de madera habían sido quemados, aun quedaban los de fibra de vidrio y si esos no funcionaban, llegarían aunque fuera en un tambo industrial- Usaremos el plan B si encontramos cuerdas y una sábana –miró a la chica con ojo crítico. Si ella podía trepar (que sabía bien que podía)ellos  podrían subir por una cuerda, y si por los pelos Gine caía, podían usar la sábana para atraparla, por muy mutante que fuera, la idea de dejarla a la suerte, no le gustaba- Si no encontramos ninguna de esas cosas –sonrió de lado- Tendrás que demostrarnos tu fuerza –le picó el brazo. Prefería no derribar la puerta ¿qué si algo estaba en la torre y pensaba que eran venderos muy insistentes?.  

Mientras iban caminando, buscó su libreta; tuvo que usar una hoja nueva para dibujar parte del pueblo, y como habían llegado ahí. Normalmente eso lo hacía cuando podía estar sentado y en calma, pero todo le revoloteaba, necesitaba apuntarlo o creía, lo olvidaría. Eso le hizo bajar el paso, mirar las calles, los edificios… tenía razón, el lugar estaba muy bien planificado para ser un pueblito… era como… un juego de computadora… - Vaya, y yo que me había acostumbrado a ser un costal de papas –guardó sus apuntes, apurando el ritmo.

A paso de Gine, estuvieron en un santiamén en la esquina de la calle. Quizás lo único inusual era lo desolado que se veía todo; un par de casas tenían las puertas de par en par, ropa tirada en la calle o cosas que ya no tenían valor, los saqueadores ya se habían dado el placer de husmearlas. Miró a ambos lados, diablos… podía creer que estuchaba sus pasos resonando contra las paredes, estaba tan acostumbrado a la destrucción de la capital que esto... le sabía a nuevo- ¿cuál casa es? -volvió la mirada al grupo
avatar
Freddie Birdwhistle
Ermitaño
Ermitaño

Mensajes : 143
Fecha de inscripción : 16/10/2013
Edad : 27

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Si no se arriesga, no se gana (Priv. Ginebra y Brad)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.