La ciudad está cubierta de tinieblas. La poca comida que se puede conseguir no es suficiente para una buena alimentación. Las fuentes de energía eléctrica funcionan a regañadientes, al punto de ser nulos. Los edificios ya fueron saqueados en el principio de la catástrofe, no hay suministros de ningún tipo. Matas o mueres, en la ley ya no existe, tan solo la supervivencia. Algunas personas tratan de generar sus propios alimentos, pero la tierra es poco fértil y los animales que siguen con vida no son aptos para el consumo debido a la contaminación que sufrieron.



Conectarse

Recuperar mi contraseña

Admin Fundador
PerfilMP
Admin
PerfilMP
Admin
PerfilMP
¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 35 el Vie Ago 15, 2014 2:44 am.









Últimos temas
» Howling in The Night [Confirmación Élite]
Miér Mar 23, 2016 6:42 pm por Invitado

» Crónicas de Amarantia || Élite {Foro Nuevo}
Jue Ene 14, 2016 8:30 pm por Invitado

» Afiliacion Elite
Vie Dic 11, 2015 9:51 pm por Invitado

» Mundo Subterráneo {Caída de Botón}
Sáb Nov 07, 2015 3:20 pm por Invitado

» Enjoy the Silence 4.0 {Normal}
Dom Oct 25, 2015 9:45 am por Invitado

» ¿Dónde están todos? {Libre}
Mar Oct 13, 2015 11:49 am por Catalina Diaz

» Angel's Share - ELITE
Sáb Oct 10, 2015 12:00 am por Invitado

» Recuérdenos (Cyrielle)
Miér Oct 07, 2015 1:50 am por Luciano Jaume

» Sweet London [Confirmación Élite]
Lun Oct 05, 2015 8:17 pm por Invitado






COPYRIGHT
El foro de rol Remember Me consta de una trama original, la cual pertenece a Luciano JaumeTanto imágenes como códigos fueron editados por Aitana C. Navarro para uso exclusivo de Remeber me.
Sin fines de lucro y de uso personal.
Dicho trabajo está protegido bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Cualquier copia o intento de copia será denunciado.
No copies, sé original.


Se agradece a la siguientes webs:
Tumblr.com
Google.com
Minus.com
Deviantart.com


HUELLAS -priv-

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

HUELLAS -priv-

Mensaje por Freddie Birdwhistle el Jue Mayo 08, 2014 2:43 am

-Lo juro, están limpias

Su nombre era Julio, pero en el diminuto vecindario era conocido como Santos. Aquel hombre: Alto, canoso y ahora delgado, sacaba una navaja con la que partió la manzana que le ofrecía mostrándole la carne blanca, tersa, las semillas también eran blancas, la cascara era marrón, pero la familia prometía que eran comestibles, y habían estado subtiendo de ellas todo el año. Freddie tomó la mitad que el jefe de familia  la ofrecía, le miró con ojo crítico, era cierto, no parecían malas, y el olor que desprendía era una caricia seductora.

El viejo barrio no era circundante a la civilización, en realidad era de esas casas viejas, en medio de terrenos que sólo esperaban una gran oferta para vender sus tierras a las constructoras que pavimentarían la tierra labrantía y levantarían los fraccionamientos de casas pequeñitas. La mujer de Santos, María José,  le había relatado como aquellas cinco familias llegaron a reunirse, volviéndose un grupo de presión en tierra de nadie, donde a su forma hacían frente a todos los infectados que llegaran a esa zona, y también mantener las tierras limpias. Aunque… no todo iba bien;  el agua era un problema, las medicinas era otro, y a cómo podían, lograban que la ropa alcanzara a todos “Hay días mejores que otros” le aseguraba con un niño sentado en su cintura para poder aguantar el peso.

-Anda, pruébala –le animó con ojos sinceros, ¿qué sentido tenía matar a quien podría surtirlos de algo más que raíces y carne de perro a medio camino de los gusanos?- Te daremos cinco por una liebre

Freddie rió abiertamente- ¿Sólo cinco? –volvió a mirar la fruta, y dando un largo suspiro le dio una dentellada… se limpió los labios cuando el jugo amenazó con escapársele. Escuchó la risa de la mujer de Santos- De acuerdo  –medio habló mientras se acababa el bocado.

El tamaño del fruto también era fuera de lo normal, probablemente como su puño. Ya no le dolía soltar sus presas, el arco se había vuelto su nuevo medio de sustento; los zombis tampoco lo amedrantaban como antes, pero sus flechas eran pocas y debía cuidarlas, así que aun utilizaba la técnica clásica: Correr.

Después de entregar una liebre bien gordita, y una paloma por otras cinco papas, se alejó de la pequeña zona habitacional, deseando que se mantuvieran en pie por mucho tiempo… o al menos hasta que hubiera una solución al desastre.


Y así era como volvía al bosque, caminando sin prisas, parando la oreja como era la costumbre, se frotaba los brazos cuando algún insecto se le acercaba. El frío se acababa, y el sol le picaba la piel de los brazos que llevaba descubiertos por sólo llevar la camisa interior. Caminar horas y horas, con la playera y la chamarra era de locos, no tenía el agua suficiente para hidratarse, así que no le quedaba otra que escapar del sol. Mordió una de las manzanas, el jugo le supo a gloria… dulce… aromático hasta enloquecerlo, si no tenía cuidado era capaz de comerse las cinco esa misma tarde.

Tampoco es como si pudieras conservarlas mucho tiempo” pensó con media sonrisa.

Miró hacía arriba, las nubes caminaban perezosas sobre su cabeza… se dirigían al sentido contrario, como suaves cobertores de algodón… Tras una nueva mordida, empezó a silbar. El fruto le traía recuerdos, no todos eran buenos, pero había uno que controló el ritmo del silbido: Sus abuelos paternos eran irlandeses, el abuelo sabía tocar acordeón. Cuando era muy pequeño, el abuelo lo mantenía quieto con historias y viejas canciones, en ocasiones la abuela acompañaba a su marido, atraída por sueños de juventud, promesas que no desaparecían con el tiempo.


Quizás fue su silbido, o el olor de la manzana, pero algo atraía a esa pequeña… era una mota blanca que se movía a donde su nariz la llevara. El hambre le sumía el estómago, su pelaje ya no era blanco inmaculado, pero estaba viva… luchando como sólo un animal puede hacerlo. A pesar de ser de talla mediana, ya había derrotado a un par de perros asilvestrado, era la gladiatrix de la zona. A lo lejos vio al muchacho, levantó a cabeza y las orejas, sus ojos oscuros esperaron alguna señal, y la recibió.

Freddie movió la manzana, sonrió cuando el perro movió la cola, no mucho, pero no parecía ser de esos que lo perseguían hasta obligarlo a trepar un árbol- Ven –le invitó dejando la manzana en el piso, y la cánida no perdió ni un segundo, corrió como si en su vida jamás hubiera comido. Primero olfateo la fruta, se le hizo buena y empezó a devorarla. El varón sonrió complacido y se quitó la mochila, le abrió y tuvo que detener la cabeza alargada del perro- Grosero  –le dijo dándole un golpecito en la frente, haciendo que la perra sacara la cabeza y volviera a la manzana que ya se le había otorgado. Fred, sacó una segunda, esperó a que terminara y se la mostró- Abajo  –le ordenó. La perra (sí, ya había notado que le faltaba algo) le miró, tenía ojos suspicaces, pero de alguna manera entendió que debía sentarse, así que el joven le lanzó la manzana que trató de atrapar en el aire, pero no pudo, aun así rápidamente le cayó encima: Comida era comida.

-Eres preciosa  –dijo con una sonrisa de lado, se atrevió acariciarle el lomo; la bull terrier no lo amonestó, en realidad estaba feliz de hacer contacto con un humano. Se puso de pie, cargó la mochila y empezó a caminar… un crujido de varitas le hizo voltear, la perra le seguía; volvió a darle la espalda y camino otro par de metros, pero los pasos del animal no se alejaban. Sonrió como no creyéndoselo, silbó – Aquí –le animó acercarse, y la perra corrió hacía él, recargó su costado en las piernas del varón, y levantó la patita. Cuando Freddie le rascó el costado, ella se tumbo de lomo- ¿Vendrás conmigo, reina?  –rió rascándole la panza, ésta empezó a mover la pata- ¿sí? –le rascó con más fuerza, hasta que ella se puso en pie y empezó a lamerle el mentón- Esta bien… está bien  –le empujó- Nana…  -le pasó la mano por donde debería estar la depresión nasal- Serás Nana, pequeña

avatar
Freddie Birdwhistle
Ermitaño
Ermitaño

Mensajes : 143
Fecha de inscripción : 16/10/2013
Edad : 27

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.