La ciudad está cubierta de tinieblas. La poca comida que se puede conseguir no es suficiente para una buena alimentación. Las fuentes de energía eléctrica funcionan a regañadientes, al punto de ser nulos. Los edificios ya fueron saqueados en el principio de la catástrofe, no hay suministros de ningún tipo. Matas o mueres, en la ley ya no existe, tan solo la supervivencia. Algunas personas tratan de generar sus propios alimentos, pero la tierra es poco fértil y los animales que siguen con vida no son aptos para el consumo debido a la contaminación que sufrieron.



Conectarse

Recuperar mi contraseña

Admin Fundador
PerfilMP
Admin
PerfilMP
Admin
PerfilMP
¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 35 el Vie Ago 15, 2014 2:44 am.









Últimos temas
» Howling in The Night [Confirmación Élite]
Miér Mar 23, 2016 6:42 pm por Invitado

» Crónicas de Amarantia || Élite {Foro Nuevo}
Jue Ene 14, 2016 8:30 pm por Invitado

» Afiliacion Elite
Vie Dic 11, 2015 9:51 pm por Invitado

» Mundo Subterráneo {Caída de Botón}
Sáb Nov 07, 2015 3:20 pm por Invitado

» Enjoy the Silence 4.0 {Normal}
Dom Oct 25, 2015 9:45 am por Invitado

» ¿Dónde están todos? {Libre}
Mar Oct 13, 2015 11:49 am por Catalina Diaz

» Angel's Share - ELITE
Sáb Oct 10, 2015 12:00 am por Invitado

» Recuérdenos (Cyrielle)
Miér Oct 07, 2015 1:50 am por Luciano Jaume

» Sweet London [Confirmación Élite]
Lun Oct 05, 2015 8:17 pm por Invitado






COPYRIGHT
El foro de rol Remember Me consta de una trama original, la cual pertenece a Luciano JaumeTanto imágenes como códigos fueron editados por Aitana C. Navarro para uso exclusivo de Remeber me.
Sin fines de lucro y de uso personal.
Dicho trabajo está protegido bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Cualquier copia o intento de copia será denunciado.
No copies, sé original.


Se agradece a la siguientes webs:
Tumblr.com
Google.com
Minus.com
Deviantart.com


Perdido como siempre {Amanda Arendelle)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Perdido como siempre {Amanda Arendelle)

Mensaje por Julien Delmotte el Vie Jun 13, 2014 2:35 pm

¿Dónde estaba? ¿Cuándo había comido "bien" por última vez? ¿Dónde estaba su preciada jefa? ¿Quién diablos había hecho aquel infierno en Buenos Aires? ¿Su cabello estaba bien? ¿Mi labial está corrido? ¿Dónde hay alguien que pueda ayudarle?

¿Quiero morir?


Julien estaba completamente perdido, escondiéndose y sobreviviendo de todas las cosas que habían sucedido en el último tiempo. Perder a su jefa entre la confusión y el incierto futuro de vivir en una ciudad poblada por criaturas repugnantes que podían "comerte" sólo por el hecho de estar vivo. Todo había sido una locura, y nada más estaba en modo "neardental" para sobrevivir un día cada día, un segundo más en el mundo.

Todavía no era alcanzado por aquellas criaturas asesinas, se sabía esconder bien y lograba a duras penas salir a buscar comida. Tenía aún sus pertenencias, guardadas en un bolso de cuero que había podido sacar antes de que el desastre alcanzara las puertas de dónde estaban viviendo con Catalina. La extrañaba, más que todo porque ella le cuidaba. Su cabello estaba enmarañado, pero trataba de mantenerse lo más prolijo posible por cualquier cosa, lavar su cuerpo y cuidar su cara eran sus principales objetivos después de no ser asesinado.

Estaba durmiendo en una casa en ruinas, tenía un sótano que podía cerrar desde dentro y de esa manera nadie le haría daño cuando estuviese dormitando un par de horas. No tenía muchas cosas con las que hacerse de alimentos, ni tampoco de agua, por lo que cuidaba y racionaba casi de modo maniático lo que encontraba. Estaba más delgado, más demacrado pero no había perdido su belleza y sus ganas de encontrar a alguien de quien aferrarse para vivir por más tiempo del que creía podría soportar.

Salió a la superficie de la casa, buscando alguna cosa que le pudiese servir de algo. Una frazada, una botella de agua vacía, cualquier cosa. La casa era pequeña, las ventanas estaban tapiadas con madera y no tenía mucha luz, sólo tenía un piso y el frontis estaba con grietas y un pequeño derrumbre cerca de la puerta principal.



avatar
Julien Delmotte
Traidor
Traidor

Mensajes : 59
Fecha de inscripción : 10/02/2013
Edad : 25
Localización : Buenos Aires

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Perdido como siempre {Amanda Arendelle)

Mensaje por Amanda Arendelle el Dom Jun 15, 2014 5:46 pm

Correr. Estoy corriendo. Lilith está muy atrás mío, como siempre, me evita cuando estoy en mi estado de locura. Corro. Mi aliento está seco. Me limpio el sudor de la cara y mi palma sale roja. Sí, tengo sangre en el rostro y no es poca. Tanta sangre que parece que mi capa se a teñido del olor de la sangre. Volvamos…

Dos días antes…
Estaba tranquila paseando por Argentina. Tan tranquila como podía estar dadas la circunstancias de la ciudad, pero relajada. Disfruté el sol que había, me daba algo de calor. Incluso cantaba una canción relajante, una que había escuchado en algún momento en la radio. Lilith iba a mi lado, no estábamos apuradas pues no había lugar específico donde ir, así que aprovechamos el momento de paz.

De repente escuché unos graznidos. Una nube negra de aves se acercaba. Me quedé atónita de la cantidad, debían estar siguiendo un gran gripo de sobrevivientes para haber llamado la atención de tantos. Era una enorme parvada de cuervos, todos eran mutantes y perseguían a un grupo, de al parecer estudiantes, ya que, tenían uniformes de color igual y algunas personas mayores entre ellos estaban vestidos como si fueran los profesores. Los cuervos los atacaban. Aquello era impresionante, nunca había visto tanta desesperación, porque nunca había estado, desde el accidente, con algún grupo. Las personas corrían intentando escapar, golpeaban, chillaban y lloraban, pidiendo ayuda. Al parecer no tenían armas. Vi caer a más de uno y ser devorado vivo por los cuervos. Al llegar cerca de mí tres jóvenes, de no más de 17 años corrieron en mi dirección, seguidos por cuervos. Sin pensarlo dos veces tomé mi mazo y me puse en posición de ataque. Lilith se resguardó. Y yo me alisté para el ataque. Me defendí de los primeros cuervos, cortándolos con el mazo. El problema de los cuervos no es su fuerza, son fáciles de matar pero, son muchos, demasiados como para poder salir sin ser herido y menos si eran un equipo. Lo bueno, yo no era parte del equipo, así que habían muchos niños que podía usar como carnada para matar cuervos. En fin, los chicos pudieron llegar donde estaba, pero no tenían ningún control, por primera vez supe que era lo que sentía Lilith cuando me vuelvo loca. Ellos gritaban descontrolados, lo cual llamaba la atención de los cuervos, torpemente se empujaban y chocaban intentando no salir heridos, pero al contrario, salían peor pues, además de los cuervos, estaban las personas que usaban a otros como escudo. Por mientras yo no estaba quieta, cortaba cuervos uno a uno, incluso llegué a hacer un anticucho de cuervos, se veía bonito, pero olía pésimo lamentablemente. Al ver como poco a poco iban cayendo los cuervos a mi alrededor algunos del grupo mayor se unieron al los chicos y se pusieron a mi alrededor, esperando que los protegiera. No es que no fuera a matar los cuervos y eso, pero el problema era que los pocos que quedaban solo me eran un estorbo. Se me pegaban demasiado, lloraban y chillaban y al contrario de ser distracción solo lograban que no pudiera moverme a mi antojo. No lograría ganar si aquellas personas no me dejaban espacio para combatir.
Cuando por fin no quedaban cuervos, solo eran siete los sobrevivientes, de los cuales, eran cinco niños de entre quince y seis años, una chica de 17 y un adulto. No muy útiles para nada, calculando, eran solo dos los de verdad posibles sobrevivientes a aquella destrucción que no serían comidos por algún ser o simplemente se morirían de hambre o enfermedad. Terminada mi “tarea de protegerlos”, me subí a Lilith y me propuse irme pero, la chica y el adulto se pusieron en mi camino.
-Vamos a seguir contigo. Dijo la chica.
-No. Dije yo doblando para esquivar a la chica.
-Sí, vamos a ir contigo, te seguiremos a pie con los niños, si estamos todos juntos podremos salvarnos y tal vez todavía haya posibilidad de unir a los pocos que quedan con sus familias y… Dijo el adulto, resumo lo que dijo porque en realidad solo escuché la mitad.
-Me voy. Dije también evitándolo pero, los dos se volvieron a poner en mi camino y al ver lo que pasaba los niños se les unieron.
-Te necesitamos, prometo darte comida y bebida, pero por favor, ayúdanos. Dijo la chica. Comida y Bebida, COMIDA Y BEBIDA. Cómo ellos iban a tener esas dos cosas!!!
-¿Dónde hay comida? Pregunté al segundo.
-Bueno… Está en el bus. Dijo el adulto. Prácticamente me explicaron después de eso el como habían escapado cuando un mutante los encontró en el colegio donde se escondían. Muchos niños y profesores murieron, pero los que quedaron habían tomado un bus, que tenían listo con provisiones en caso de tener que escapar. Lograron escapar del mutante pero, fueron perseguidos por perros. Luego atacados por zombies y cuando finalmente estaban en una calle más bacía vieron la parvada. Los cuervos habían chocado con las ventanas y roto muchas, y el movimiento de los niños y adultos dentro del bus lo habían dado vuelta, otra vez el numero se había reducido a solamente cincuenta personas, quienes corrieron hasta más no poder, hasta llegar donde mi y estar como estamos ahora.
-¿Dónde está el bus? Pregunté seria, no pensaba avanzar con ninguno pero, me interesaba la comida y bebida que tenían.
-Si nos ayudas a llegar a salvo te daremos comida y bebida. Dijo la chica.
-No, me díganme donde está la comida y bebida, AHORA. Dije sin ofrecer nada a cambio.
-Pero… Dijo ella.
-¿No nos ayudarás a proteger los niños? Preguntó el adulto.
-No, de los que quedan con suerte va a poder sobrevivir esta chica y alguno más. Dije al adulto.
-¡Cómo puedes decir eso! Gritó él.
-No me importan ustedes ni los niños, entiéndanlo, ¡Acá el más fuerte sobrevive!, aprende y vive por eso. Le dije.
-NO TE DAREMOS NADA. Chilló la chica. Sin pensarlo dos veces me bajé de Lilith y apuntando con el mazo al adulto lo amenacé que me diera las provisiones o los mataría a todos.
-No podrías… -dudó él- ¡nunca te lo voy a decir! Gritó. Con el mazo le corté la mano para que supiera que no bromeaba, gritó más y mi rostro se manchó con algo de sangre, lo suficiente como para sacar mi locura y hacerme olvidar las provisiones. Sangre. Gritos. Eso era todo lo que veía a mi alrededor cuando caían los niños por mi mazo. Corrí persiguiéndolos.

Bueno, es por eso que ahora estoy llena de sangre, corriendo. Busco a la chica. La maldita mocosa, junto a dos niños de entre 15 y 13 años, son los que me quedan por matar. Malditas cucarachas que se me cuelan entre los dedos, pero tengo que admitir que son buenos escondiéndose y usando a otro como escudo. Escuchando los quejidos y gritos que daban cuando se llamaban logré perseguirlos hasta una calle que en algún momento fue residencial. El lugar estaba en ruinas, postes caídos, casas derrumbadas, vidrios rotos por doquier, autos dados vuelta, algunos chocados, pero todo silencioso. Corrí en busca de algún indicio que me dijera donde estaban. Los había visto entrar por la calle, pero ahora… Silencio. No se movía ningún alma a mi alrededor. Mis oídos estaban más agudos que nunca, buscando algún sonido de pisadas, conversaciones o algún respirar. Silencio. ¡¿Dónde estaban las cucarachas?!

-¡Bichos… ¿dónde están?! Les grité llamándolos, no es como si me fueran a responder pero, aquellas llamadas normalmente daban miedo a las presas y los hacían cometer algún error. De repente un ruido.
-Bichos, así que allá están. Dije saltando sobre mi misma y sonriendo con todos los dientes.

Corrí a donde había escuchado el ruido, era una casa en ruinas pero, dentro la madera del piso dejaba escuchar las pisadas. Intenté mirar dentro, pero las ventanas estaban tapadas.
-Vamos bichos… salgan, solo quiero jugar con ustedes un rato. Dije como si fuera una madre tranquilizando a sus niños. Y que madre… Sin pensar dos veces intenté sacar las maderas de la ventana pero, no lo logré y solo terminé astillándome las manos, cosa que me hizo soltar un grito alegando. Busqué por un lado de la casa como entrar y tuve que girarla entera pues, no vi la puerta hasta al final (no estoy muy en mis cabales como para pensar de una manera muy lógica, solo como matarlos más rápido). Cuando por fin vi la puerta principal, también me encontré con un derrumbe, gracias a éste se podía entrar. Si no fuera porque la poca comida me había dejado muy delgada, entonces hubiera sido difícil pero, no era el caso. Entré en la casa con el mazo en la mano y dejando a Lilith fuera.
-Bichos… voy por ustedes… Dije llamándolos. Atenta a por si estaban escondidos empecé a avanzar por la casa, buscando.


avatar
Amanda Arendelle
Jinete
Jinete

Mensajes : 29
Fecha de inscripción : 18/02/2014
Edad : 24

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Perdido como siempre {Amanda Arendelle)

Mensaje por Julien Delmotte el Lun Jun 30, 2014 10:16 pm

Después de revolver un poco encontró unas frazadas que le podía servir, estaban algo roídas pero no demasiado así que podría ocuparlas para soportar el frío que a veces sentía al dormitar, porque ya no dormía sólo descansaba los ojos y ya. Estaba concentrado buscando cosas, algo que al igual que la frazada le pudiera resolver alguna de las tantas necesidades que tenía en aquel momento para después ir a refugiarse nuevamente al sótano de la casa. Pero justo en este lapso escuchó ruidos que le alertaron, comenzó a temblar de miedo porque de verdad él no sabía sí resistiría un ataque de alguna criatura o de otro sujeto que quisiera quitarle algo de lo que tenía encima.

Contuvo la respiración, tratando de esconderse en alguna parte que donde pudiera caber su cuerpo entero. Algo un poco imposible debido a su altura, aunque sí por su delgadez quizás era probable. Los ruidos provenían desde el frontis, y se apresuró a encontrar un mueble grande o lo suficientemente amplio para poder meterse. Casi sin esperanzas pudo hallar un mueble, con mucho cuidado sacó lo que estaba dentro o lo dejó a un lado para poder meterse sin problemas. Antes de entrar tuvo ganas de gritar al escuchar cómo quien había entrado en la casa llamaba a unos “niños” de una forma que le parecía siniestra y aterradora, tenía mucho miedo de ser encontrado y ser asesinado allí sin más. No quería morir, quería continuar sobreviviendo aunque fuera apenas de la manera en que lo había hecho hasta ahora.

Después de entrar en el mueble, se acomodó abrazándose de sus piernas, sosteniendo en una de sus manos el stun gun que había encontrado debido a la revuelta que se había provocado en la casa donde vivía con Catalina. Temblaba de miedo, tratando de respirar sin hacer ruido.

- Tengo miedo, por favor, por favor no… no...no… - Murmuraba lo más bajito posible, a sí mismo aterrado por su vida.

OFF:
Siento la demora!! Estudios y demás u.u



avatar
Julien Delmotte
Traidor
Traidor

Mensajes : 59
Fecha de inscripción : 10/02/2013
Edad : 25
Localización : Buenos Aires

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Perdido como siempre {Amanda Arendelle)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.